Brighton & Hove Albion Football Club

Brighton & Hove Albion: el camino a la Premier League

Comparte la esencia BRIT

Con trabajo, perseverancia y dedicación las metas se logran. Y que mejor que usar al Brighton and Hove Albion Football Club como ejemplo de esto. Pasó de estar por bajar a League Two, a jugar, por primera vez en su historia, en la Premier League.

Todo comenzó en mayo del 2009. Un inglés llamado Tony Bloom se hizo cargo del club, que militaba en League One y que no transitaba un buen camino a nivel institucional.

Su primera medida como ‘Chairman’ fue invertir cerca de 100 millones de libras para la finalización del nuevo estadio. El Falmer Stadium, más conocido como American Express Community Stadium, se iba a estrenar en la temporada 2011/12, dejando atrás el ‘Withdean’. Bloom comenzaba con el pie derecho su mandato.

Pero no arrancó bien en lo futbolístico. A pocos meses de comenzada su primera temporada se encontraba en zona de descenso directo y peligraba su continuidad en League One. Es ahí donde su segunda decisión como dueño y presidente del club marcaría un antes y un después en el futuro de la institución del sur de Inglaterra. En noviembre de 2009 contrató al uruguayo Gustavo Poyet como entrenadorEl ex jugador del Chelsea supo guiar al equipo a evitar el descenso y así mantuvo la categoría.

Para afrontar la temporada 2010/11, haría una búsqueda y selección profunda de jugadores para incorporar al plantel, y lograr un equipo competitivo y de nivel, ya que su único objetivo era el de ascender. Para esto, él y su equipo técnico viajaron a distintos países para reclutar jugadores acorde a su estilo de juego. Uno de sus destinos fue Argentina, donde contrataron a dos jugadores: uno es quien escribe y el otro Cristian Baz. Luego se incorporaron jugadores de distintas partes del mundo: Nueva Zelanda, Dinamarca, Francia, entre otros.

Una vez formado el equipo que tenía en mente, el objetivo se puso en marcha. No pasó mucho tiempo para que lo que se propuso antes de comenzada la temporada se hiciera realidad, ya que a pocos meses de comenzada la temporada 2010/11 de League One, los Seagulls se encontraban en primer lugar. Algo que duraría hasta el final de la temporada, con su máximo seguidor Southampton, siempre corriéndolo desde abajo.

Fue así como el Brighton de Gustavo Poyet y Tony Bloom se coronó campeón y logró el ascenso a Championship. Sueño cumplido para el mundo azul y blanco ya que iban a poder estrenar estadio nuevo en categoría nueva.

La primera temporada en Championship comenzó de la mejor manera. El estreno del AMEX Stadium, colmado de gente eufórica por su inauguración, fue con victoria contra el Doncaster. A lo largo de aquella campaña recibió a varios equipos de la Premier League por las diferentes copas que se juegan allí. Lamentablemente no fue una temporada tan exitosa como la anterior. El Brighton terminó en el décimo puesto. Sin embargo, se aseguró jugar una temporada más en la segunda división inglesa.

De allí en más la mentalidad del Albion cambió. Pasó de querer mantener la categoría a buscar el ascenso. Su primer intento fue en la temporada 2012/13. Terminó con poca fortuna, porque a pesar de llegar a los playoff, perdió en semifinales contra su eterno rival, Crystal Palace. Acto seguido Gustavo Poyet fue despedido por la comisión directiva del club.

Para la siguiente temporada, el español Oscar García fue elegido para ser el nuevo entrenador. Este condujo a su equipo a jugar una nueva semifinal de playoff de ascenso, pero fue, nuevamente, sin éxito ya que perdió contra el Derby County. Al poco tiempo renunció a su cargo y el exitoso jugador del Liverpool, Sami Hyypiä ocupó su lugar.

La temporada 2014/15 no fue buena para el Albion ya que no solo cambiaron de entrenador a los pocos meses de comenzada la temporada, sino que se salvaron del descenso a League One, finalizando en la posición número 20. Quien terminó siendo el director técnico fue Chris Hughton, que se mantuvo hasta la actualidad. Con su llegada, el objetivo de ascender volvió al primer plano.

Un ascenso que se le negó en la última jornada de la temporada 2015/16, tras el empate (1-1), en su visita al Middlesbrough.

Algo muy particular sucede en el fútbol inglés, que es que a igualdad de puntos, las posiciones finales se definen por diferencia de gol. Hago esta aclaración, ya que el Brighton igualó en puntos con el Middlesbrough, pero al tener dos goles menos se quedó sin ascenso directo. Tuvo que afrontar una nueva semifinal de playoff… con derrota ante el Sheffield Wednesday, desperdiciando su tercera posibilidad de ascenso en 5 temporadas de Championship.

Este maleficio llegaría a su fin. Los Seagulls comenzaron la preparación para la temporada 2016/17 con la mentalidad puesta en lograr el objetivo. Se sumaron jugadores de altísimo nivel y experiencia para completar al ya armado plantel. Esta sed de victoria, de cortar la racha, se les vio a lo largo de toda la ‘season’, consiguiendo victorias y resultados importantes que los hicieron ser un equipo muy respetado en todas las canchas; siendo el conjunto con mayor puntaje jugando de local, y tercero en condición de visitante.

A falta de 4 fechas para terminar la liga, el Brighton se aseguró el ascenso directo a la Premier League. El alto nivel futbolístico también se vio reflejado en lo que fue el “PFA Championship team of the year 2016/17”, ya que cuatro jugadores del conjunto dirigido por Hughton fueron elegidos como mejores en su puesto: Stockdale (arquero), Lewis Dunk (defensor central), Bruno Saltor (lateral derecho y capitán) y Knockaert (volante por izquierda).

Esta combinación de factores hicieron que el Albion quedara segundo en la tabla final y sea parte de la temporada 2017/18 de la Premier League, provocando algo que nunca se había visto en la ciudad de Brighton and Hove. Una ciudad costera ubicada en el Este de Sussex, con una población de 273.400 habitantes. La ciudad se vistió con los colores del club, azul y blanco, y las celebraciones duraron días y días. Nada más importaba ya que su equipo, después de 34 años, volvía a la cima del fútbol inglés.

Los seguidores de este equipo son particulares, en el buen sentido, ya que semana tras semana esperan que llegue el día del partido para colmar el estadio que sea y hacer, como llaman ellos, mucho ruido en apoyo a los jugadores.

Un recuerdo que tengo como ejemplo de esto fue el partido ante el Southampton, de la temporada 2010/11. Un encuentro disputado en el St Mary’s Stadium, con 30.000 personas y en el cual se definían muchas cosas. Los ‘fans’ sabían que necesitábamos su apoyo para sacar un buen resultado y seguir en lo mas alto de la liga. Y en una nueva demostración de lo que representa esta institución para la gente de la ciudad, nos acompañaron 4.000 personas, haciéndonos sentir como locales.

El éxito no te lo asegura nada ni nadie, pero en el fútbol, para que una institución consiga lograr el éxito hace falta que todo el entorno tenga la misma mentalidad y empuje para el mismo lado: directivos, empleados, cuerpo técnico, plantel, y jamás pueden faltar los hinchas.

Durante todo este recorrido, el Brighton estuvo unido y cumplió con este requisito; así fue como pasaron del casi descenso a League Two, en 2010, a jugar, por primera vez en su historia, en la Premier League. Una clara muestra que cuando se quiere se puede. Aplausos y felicitaciones para el Brighton and Hove Albion Football Club.

Por Agustín Battipiedi

(23/05/2017)

The following two tabs change content below.
BRITmanía Radio

BRITmanía Radio

Los mejores especialistas te acercan la magia del football británico. Entrevistas, análisis y opinión del deporte rey en las islas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *