2020StokeGvTorridgeside2-1024x621 (1)

Stoke Gabriel F.C: Más allá de goles y derrotas

Comparte la esencia BRIT

Ahora que la derrota tiene como apellido el verbo fracasar. Ahora que este término se emplea con facilidad en el fútbol. Ahora que hay sectores emergentes que pretenden explicar el fútbol como un negocio… equipos como el Stoke Gabriel vienen a recordarnos que este deporte está por encima de todas estas cuestiones. Este club, que milita en la décima categoría del fútbol inglés, ha encajado 187 goles en 15 partidos y cuenta sus partidos con derrotas. 

Dicha entidad ha despertado la curiosidad en algunos rincones de Inglaterra, hasta el punto de que medios como la BBC o Talksport se hayan interesado por conocer su situación.

Pero, ¿de dónde sale el Stoke Gabriel y por qué ha sido noticia? Se trata de un club no profesional fundado en 1905, situado en el condado de Devon (suroeste de Inglaterra) y compite en la South West Peninsula League, la décima categoría dentro de la pirámide del fútbol inglés.

La Non-League es la federación que representa el fútbol amateur y la entidad se encuentra en la sexta categoría correspondiente a la misma. Es un club que ha supuesto el inicio de carreras futbolísticas como la de Kieffer Moore, actual delantero del Cardiff City, y a nivel deportivo ha experimentado diferentes idas y venidas en forma de ascensos y descensos durante la última década.

Entre ellos hubo uno, en la temporada 2017/18, que llama la atención al producirse por una razón que no atendió a méritos deportivos: “Fue por una cuestión extradeportiva. No había suficientes jugadores y miembros en el staff técnico” afirma Mark Richardson, actual entrenador del primer equipo. Incluso, bajo esta coyuntura probablemente cualquier aficionado del Stoke Gabriel piense que aquellos tiempos fueron mejores que los actuales.

Si coincides con alguno de ellos en una clásica conversación de bar no le vas a convencer de que tu equipo ha empezado mal la temporada… porque de eso ellos saben más. Perder puede estar siendo lo de menos, y es que en lo que va del curso han encajado la friolera de 187 goles en 15 partidos, habiendo marcado solo cinco.

Mark Richardson, técnico del Stoke Gabriel y aficionado del Grimsby, ocupó el puesto en septiembre. “Estaba a cargo de un equipo de juveniles y entrenábamos en el campo del Stoke Gabriel. Además, ayudaba al anterior entrenador, pero perdieron la confianza en él y decidieron elegirme a mí.” La situación a causa del Covid ha provocado la salida de la gran mayoría de jugadores y personal del club. Esto les ha llevado a volver a la casilla de salida, tener que reinventarse y como consecuencia de ello que se vea reflejado en los resultados obtenidos hasta el momento. “Todo esto se ha producido antes de empezar la temporada y teníamos que jugar.”

El equipo se compone principalmente de jugadores de 17 o 18 años. No deberían estar jugando en la décima categoría del fútbol inglés y no porque no sean buenos, que lo son, sino porque es una liga dura y rápida.

Mark nos comenta que es una nómina de jugadores muy jóvenes y que la mayoría debería estar en la categoría sub-18. La urgencia por ampliar la plantilla les ha llevado incluso a publicar en redes sociales la necesidad de contar con jugadores experimentados que puedan ayudar a los jóvenes. Y parece que ha surtido efecto: “Hemos fichado a un delantero de 53 años que vive a dos horas de aquí y viene cada vez que jugamos. Es positivo para el equipo porque aporta experiencia a los jóvenes, habla con ellos, les da consejos sobre cómo posicionarse.”

Cabe destacar a Josh Organ, portero del equipo. A sus 17 años y a pesar de la cantidad de balones que ha tenido que recoger de su portería, está siendo el jugador más destacado del equipo. Ha conseguido tres ‘Man of the Match’ y los elogios de su entrenador: “Josh ha estado espectacular desde el inicio de temporada. Se está labrando una reputación en una posición donde uno no está muy activo en el juego.”

Toda esta situación puede desembocar en la desmotivación. Sin embargo, el propio Mark reconoce que a pesar de no estar en una buena dinámica, transmite positividad a sus futbolistas cada vez que tienen que salir a jugar: “Sino te empiezas a volver loco y se generará una sensación donde los jugadores querrán irse. Eso sí, ellos están dando todo lo posible.”

A todo esto hay que añadir una cuestión y no menos importante: nadie cobra por jugar. Esto de primeras, aunque parece presumible atendiendo a la tipología de la competición, ejemplifica una mayor pertenencia a quienes representan al club dentro del terreno de juego, porque no es una tendencia general dentro de la liga. “No se les paga a los jugadores y esto también puede suponer un motivo por el que quieran salir del club. Por eso sabemos que quien está aquí es por amor al club, por disfrutar jugando al fútbol y no por dinero. Hay muchos equipos de nuestra liga que sí pagan a sus jugadores, pero no es nuestro caso”, añade Mark.

Tampoco le preocupa que los jugadores estén viviendo desde tan jóvenes una experiencia así. Todo lo contrario, considera que sus jugadores están sabiendo extraer un aprendizaje de ello: “Están aprendiendo rápido de sus errores, de forma constante y con esfuerzo. Creo que eso les mantiene con los pies en la tierra. Ahí también juega mi papel, es así como debe ser para que yo pueda convertirles en mejores jugadores, porque ellos juegan semana tras semana. Algunas veces, contra equipos que probablemente les desagraden y, otras, contra equipos mejores. Por eso, tienen que pensar en las posiciones que ocupan y en cómo jugar al fútbol”.

La buena noticia es que a pesar de todo solo están a seis puntos de salir del descenso. “Si no creyéramos que podemos hacerlo nos iríamos, pero confiamos en que algún día ganaremos un partido. Cuando eso ocurra debemos tener los pies en la tierra. Es solo un partido y debemos ser realistas, probablemente los chicos lo celebren, aunque debemos mirar los resultados que hemos obtenido, mantener la confianza y ser conscientes de que hay que seguir.”

Para ello van a tener que esperar. El confinamiento decretado por el Gobierno británico hasta diciembre ha pausado las competiciones no profesionales. Justo en el momento que estaban mejorando. En el último partido anotaron dos goles, algo inédito hasta la fecha. Todavía es pronto para saber si este parón les perjudicará o no, pero para aliviar la espera y a la vez que uno escribe este texto fantasea con tomar un café en la cafetería del estadio durante el descanso de un partido y presenciar que el Stoke Gabriel ha dejado la portería a cero o ha vuelto a conocer el sabor de la victoria.

Kia Speedwell Stadium – Stoke Gabriel Football Club

(03/12/2020)

The following two tabs change content below.
Gonzalo Blázquez

Gonzalo Blázquez

Cantearon periodístico. Amante del fútbol... si habla inglés mejor. Thierry Henry.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *