Liverpool Football Club - 2019-20 Premier League Champions

Repaso a la Premier League 2019/2020

Comparte la esencia BRIT

Se terminó una nueva edición de la Premier League. El Liverpool conquistó el trofeo por primera vez en su historia. Con los nombres propios que han marcado esta nueva temporada en la máxima categoría del fútbol inglés, desde BRITmanía Radio repasamos lo sucedido a través de nuestros colaboradores.

Alex Baños (@alexbanosEPL):

Mejor equipo: Liverpool. El campeón se lleva este galardón. Han conseguido tener esa consistencia y ese ímpetu de ganador que tanto se le pedía y tras 30 años de espera se hacen con su ansiada Premier League.

Mejor entrenador: Chris Wilder. Lo fácil sería escoger a Klopp, pero el trabajo ya venía de varias temporadas atrás y esta ha sido solo el punto álgido del proyecto. Es por eso que escojo a Wilder. Ha conseguido llevar al Sheffield United, un equipo que en todas las quinielas apuntaba a descenso, a luchar por Europa hasta las últimas jornadas. Con una plantilla muy corta y un estilo de juego muy único, Chris Wilder se lleva el premio.

Mejor jugador: Kevin De Bruyne. Como en años atrás, en esta Premier League no ha habido un jugador tan diferencial como veníamos viendo, pero el que más se acerca a eso es el belga. Todo el mundo sabe de sus cualidades y con 11 goles y 20 asistencias sella una de sus mejores temporadas como Citizen.

Jugador revelación: Adama Traoré. Aquí lo he tenido claro, es una debilidad mía y a lo largo de la temporada me ha ido dando más motivos como para poder nombrarlo como el jugador revelación. En años anteriores, tanto en el Boro como en los Wolves, no había demostrado lo que se esperaba de él e incluso se le llegó a tachar de sobrevalorado. Pero esta temporada en un tridente con Raúl y Jota, el de Hospitalet ha conseguido mejorar su toma de decisiones y se ha convertido, contra todo pronóstico, en uno de los jugadores más diferenciales y determinantes de la liga.

Equipo revelación: Sheffield United. Aquí he dudado mucho entre el Burnley y el Sheffield United, pero me quedo con los Blades.

Entrenador revelación: Ralph Hasenhüttl. No sabía si considerarlo revelación, pero al final me he acabado decantando por el austríaco, quien a pesar de atravesar por unos de los peores momentos del club, tras caer 9-0 ante el Leicester, siguió adelante y ha conseguido con una plantilla también corta reponerse y, por momentos, mirar más arriba.

Jugador decepción: Wesley. No se esperaba mucho de él, pero después de lo que costó y sabiendo que venía con el rol de delantero titular del Villa, el brasileño es la decepción del campeonato. Las lesiones tampoco le han ayudado, pero anotando tan solo 5 goles en 21 jornadas, se convierte en el jugador decepción.

Equipo decepción: Norwich. Podría decir tanto Arsenal como Tottenham, pero ya veníamos viendo que tarde o temprano llegaría el declive. Lo que no nos esperábamos, después de marcar unos ‘números récord’ en Championship, y con jugadores de la talla de Buendía, Cantwell, Pukki o Aarons era este rendimiento… el Norwich es el equipo decepción de la temporada.

Entrenador decepción: Dean Smith. Gastó mucho en fichajes y con jugadores jóvenes como Grealish, Mings, McGinn… no ha sido capaz de gestionar bien el equipo, y con un juego muy rudo y aburrido ha metido al Aston Villa en la zona de descenso durante toda la temporada.

Mejor joven: Mason Greenwood. No me he querido comer la cabeza. El atacante del Manchester United ha sido el mejor jugador joven (y podríamos considerarlo como revelación). Ha sido esencial para el planteamiento de Solskjær y pese a las incorporaciones en el mercado invernal, se hizo con un hueco desde el primer momento marcando en partidos importantes.

Mejor fichaje: Allan Saint-Maximin. Creo que es el merecido ganador de la categoría de mejor fichaje. El francés, que venía con la etiqueta de un jugador difícil y muy malo en la toma de decisiones, ha conseguido callar todas esas bocas y hacer disfrutar con su juego a St James’ Park.

Robbie Ruud (@RobbieRuud):

Mejor equipo: Liverpool. No solo mantuvo su base, sino que la consolidó de manera espectacular. Es curioso que el resto creyó armar plantel para pelearle la liga al Manchester City, y este se confió en exceso por lograr el récord de puntos. Con muchísima justicia el Liverpool ganó la liga. Cero dudas. Eso sí, me queda la sensación que el resto planificó muy mal, porque ganó la Premier muy sobradamente.

Mejor entrenador: Jürgen Klopp. Su gestión, sus rotaciones y su potencia para acompañar le hacen un gran entrenador, un gran estratega y motivador. Su filosofía y su carisma son únicos. Los títulos solo le dan la razón. Supo llevar bien a todo el plantel, y la defensa de Champions se le atragantó solo porque alguien se preparó mucho más. Nadie como el alemán, quien acertó de maravillas en casi todo. Un tipo sensacional.

Mejor jugador: Kevin De Bruyne. 13 goles, 20 asistencias y diez veces jugador del partido son las credenciales por las que me quedo con el belga. Sensacional interior. Un tipo que encara por el centro con mucha valentía. La mayoría se anima a cabalgar por la línea de cal porque la pelota puede salir por la banda y recuperarla, por el centro van muy pocos jugadores con la suspicacia del belga. Potencia y calidad a lo animal.

Jugador revelación: Adama Traoré. El máximo driblador de la Premier League en esta campaña aportó mucho más que el regate ganado, fue el bastión anímico y fibroso (en el más literal de los sentidos). El español, con cuatro goles y nueve asistencias, me recordó que hay pocos “tanques” con vocación para el desborde en la historia de la Premier, como Kevin Nolan, Ashley Barnes o Romelu Lukaku. Espectacular. Una sana sorpresa que demostró que en la Premier la innovación está a la orden del día.

Equipo revelación: Sheffield United. Es cierto que el Leicester City podría discutir un poco este premio, pero tomando en cuenta que se trataba de un recién ascendido, y con harto menos presupuesto, doy esta distinción a los Blades. Con Chris Wilder, el equipo más británico de la Premier logró un honroso noveno lugar, tras haber peleado incluso hasta por puestos de Champions League. Mis respetos. Amor total al plantel más local. La esencia BRIT está con ellos.

Entrenador revelación: Chris Wilder. Su capacidad para llevar adelante al Sheffield United, pararse bien ante los grandes y hacer a Henderson uno de los mejores arqueros de la Premier League, son sus mejores argumentos. Wilder fue el entrenador que mejor supo jugar con la línea de tres al fondo, algo en lo que pocos han tenido éxito en el torneo. Capacidad, claridad, reconocimiento de sus recursos, pies en tierra. Gracias Chris por demostrar que todavía se puede confiar en el talento británico.

Jugador decepción: Moise Kean. El delantero italiano tenía pinta de ser el nuevo Lukaku, pero dos goles y dos asistencias le convierten en la mayor decepción. Un horror. Es cierto que es joven (20 años), pero a esa edad varios han explotado en la Premier. Tal vez fuese el tema de la adaptación, pero Ancelotti poco contó con él desde que llegó como bombero a Goodison Park.

Equipo decepción: Manchester City. Lo que menos pensé en la previa fue que el City se descuidara como lo hizo. No solo perdió juegos insólitos (como contra Norwich), sino que fue muy endeble en defensa. Guardiola tuvo la oportunidad de arreglar dicha franja para la ventana de traspasos invernal, pero insistió con Fernandinho como central y lo pagó carísimo. Podría decirse que el entrenador español tuvo la máxima responsabilidad de gestionar muy mal a un equipo que no pintaba para ser segundo a tanta distancia del campeón. 

Entrenador decepción: Pep Guardiola. ¿Qué? Sí, Pep tomó muy malas decisiones, sobre todo en defensa. Es cierto que Kompany no seguiría más, pero su liderazgo se disolvió y nadie lo tomó verdaderamente en el club, y al español poco le preocupó eso, o se le salió de las manos. Dejó ir a Mangala y no estimó quedarse con Sandler y Adarabioyo, un desastre que le costó carísimo. Su necedad con Fernandinho como central lo pagó carísimo. Y la cereza al pastel, ceder a Angeliño. El City sufrió mucho en la retaguardia, y eso le alejó del título. Por lo demás, siempre fino, fútbol de ataque y goleadas, pero esos detallitos, por Dios, lamentable Pep.

Mejor joven: James Maddison. Elijo al ’10’ del Leicester por su manejo de balón y porque la construcción del gol del equipo cae en sus pies. Un fuera de serie, gran movilidad, visión y descaro para arrastrar y pisar el balón. Su excelente desempeño llevó lejos a los Foxes, que se terminaron quedando con Europa League.

Mejor fichaje: Christian Pulisic. Es un muchacho que se adaptó rápido a la Premier y ha sido un gran revulsivo para el Chelsea. El mediapunta puede descoserla más en el futuro, y estoy seguro que así será. Muy técnico y disciplinado. Talento puro y nato. El mejor fichaje, por lejos.

Alex Cortón (@Milnerismo):

Mejor equipo: Liverpool. Un conjunto que durante muchos meses parecía que iba a superar el récord de puntos y conseguir la segunda “liga invencible” de la historia. Aunque finalmente no consiguió ninguno de estos hitos demostró ser por mucho el equipo más superior de la Premier, sus números lo demuestran.

Mejor entrenador: Jürgen Klopp. Cada año del entrenador alemán es mejor que el anterior, no solo por resultados sino también por la manera en la que ha cambiado la mentalidad de un club y una afición que estaban venidos a menos. Esta temporada consiguió ganar la Premier con 99 puntos, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Histórico lo del alemán.

Mejor jugador: Sadio Mané. En una temporada en la que no ha habido un MVP tan destacado como en otras anteriores, me quedo con el senegalés para este galardón. Ha sido el jugador que más ha aparecido cuando el Liverpool necesitaba un ’empujoncito’ extra necesario para ser campeón. Además, sus cifras goleadoras (y la importancia de estos goles) le avalan.

Jugador revelación: Danny Ings. No es una revelación como tal, pues ya había demostrado ser un buen jugador en Premier League, pero las cifras del delantero después de tantas lesiones y pocos minutos en Liverpool han sido una de las sorpresas más positivas del año. Capital importancia en Southampton y potencial atacante de los “Three Lions” para la próxima Euro.

Equipo revelación: Sheffield United. A principio de temporada aparecía como último en todas las predicciones y durante muchas jornadas estuvo luchando por entrar en Europa. Además, nos ha ofrecido en varios tramos de la temporada un fútbol novedoso y atractivo.

Entrenador revelación: Graham Potter. Aprobó con nota su primera oportunidad en un banquillo de la élite europea. Sus resultados, pero sobre todo su manera de jugar al fútbol hacen del Brighton uno de los proyectos más interesantes de la Premier League.

Jugador decepción: Ryan Fraser. No ha podido repetir los buenos números del año pasado y una vez terminado su contrato decidió no seguir defendiendo los colores del Bournemouth, abandonando así a su equipo en su intento por salvarse.

Equipo decepción: Watford. Venía de conseguir una buena posición en liga y de llegar a la final de Wembley el año pasado, pero esta temporada con un equipo incluso algo mejor no ha conseguido mantener la categoría. La estabilidad es algo muy importante.

Entrenador decepción: José Mourinho. Cuando el Tottenham lo fichó para sustituir a una leyenda como es Pochettino esperábamos que por lo menos el portugués metiera al equipo en Europa. Es verdad que tuvo muchas bajas, pero tenía equipo para más.

Mejor joven: Trent Alexander-Arnold. Que lleve tantos años en la élite puede engañarnos, pero el inglés tiene 21 años y lleva ya varias temporadas siendo uno de los mejores jugadores del mundo. Un crack absoluto.

Mejor fichaje: Bruno Fernandes. Ha jugado pocos partidos en la Premier, pero han sido suficientes para revitalizar y cambiar la cara del Manchester United. Además, fue el jugador más importante para conseguir el objetivo de jugar Champions League la próxima campaña.

Bart Tejada (@barttejada):
 

Mejor equipo: Liverpool. Pocas dudas sobre el mejor equipo de la temporada. Un Liverpool sobresaliente que volvió a conquistar el título liguero 30 años después, rozando los 100 puntos y los 20 de diferencia con su inmediato perseguidor (Manchester City). Campeonato
para enmarcar.

Mejor entrenador: Jürgen Klopp. El alemán es un tipo perseverante. Con paciencia y paso firme se marcó como objetivo devolver el cetro inglés a los ‘Reds’ y tuvo una temporada brillante. Esta campaña, con leves retoques, ha conseguido el objetivo mejorando aún más las cifras de la pasada temporada.

Mejor jugador: Kevin De Bruyne. Pocos futbolistas hay en el mundo que puedan exhibir, hoy en día, el nivel del belga. En la base, de interior, de extremo, como ‘falso 9’… Kevin De Bruyne es un jugador mayúsculo, el epicentro del Manchester City y determinante desde cualquier posición y faceta del juego.

Jugador revelación: Jack Grealish. Su calidad, realmente, no ha sorprendido a nadie. La temporada pasada ya derrochó fútbol por los campos de Championship, pero sí generaba dudas su nivel en la máxima categoría. Sin embargo, y a pesar de estar en un Aston Villa con muchísimos problemas para mantener la categoría, Jack ha sido el principal artífice de la salvación consiguiendo, además, su mejor cifra anotadora.

Equipo revelación: Sheffield United. A pesar de que finalmente no pudieron culminar la gesta de clasificarse para competiciones europeas, la temporada de los Blades ha sido una delicia, siendo unos recién ascendidos, consiguieron acabar en noveno lugar, a tan solo 5 puntos de Europa.

Entrenador revelación: Chris Wilder. El trabajo de Wilder en Sheffield está siendo asombroso. En su primera temporada, en League One, consiguió el ascenso con 100 puntos… tres temporadas después consigue tener al equipo en Premier League y luchando por los puestos europeos.

Jugador decepción: David De Gea. Por desgracia para los aficionados del Manchester United, el nivel de David De Gea comienza a no sorprender. Sus errores ya no son anecdóticos y están costando puntos a su equipo de forma más que habitual. En Old Trafford ya se plantean la contratación de una alternativa seria para la portería.

Equipo decepción: Arsenal. A pesar de conquistar la FA Cup, los Gunners siguen en una deriva peligrosa que les ha situado muy lejos de la lucha por el título y, en menor medida, por entrar en Champions League. La llegada de Arteta debe ser la confirmación de una apuesta por un estilo y camino concretos dentro del club que los lleve de nuevo a luchar por grandes cosas.

Entrenador decepción: José Mourinho. La llegada de Mourinho a Londres ha supuesto “mucho ruido y pocas nueces”. Todo lo que hace o dice el portugués genera una gran repercusión, pero en el tema deportivo no ha conseguido formar un Tottenham tan competitivo como el que heredó de Pochettino. Clasificados para Europa League en la última jornada, empatados a puntos con el séptimo clasificado, y teniendo que disputar previa debido a la conquista de la FA Cup por parte del Arsenal.

Mejor joven: Trent Alexander-Arnold. Es difícil ser determinante desde el puesto de lateral, que se lo digan a todos los “herederos de Dani Alves”, pero lo cierto es que TAA ha sido capaz de incidir de forma clara en el juego del Liverpool aportando goles y asistencias. Sin duda el mejor lateral del mundo.

Mejor fichaje: Bruno Fernandes. El impacto del portugués fue inmediato desde que llegara allá por enero a Old Trafford. 8 goles y 7 asistencias en Premier, han supuesto un salto de calidad tremendo en el equipo de Solskjær. A sus números, hay que sumar un completo entendimiento con Paul Pogba, que se hallaba un poco a la deriva en el club, y que ha servido también para que el francés muestre, de nuevo, su mejor versión.

(12/08/2020)

The following two tabs change content below.
BRITmanía Radio

BRITmanía Radio

Los mejores especialistas te acercan la magia del football británico. Entrevistas, análisis y opinión del deporte rey en las islas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *