Matt Taylor - Bristol Rovers Football Club

Pistolero por vocación

Comparte la esencia BRIT

Formarse en Non-League siempre te aporta un plus de experiencia y dureza a la hora de pelear los balones. En ese tipo de categorías se juega otro tipo de fútbol. Aquí no es necesario tener una excelsa cantidad de técnica. Con los conceptos básicos y un buen físico puedes ser alguien importante.

Matty Taylor se vio obligado a crecer ahí. Formado en la cantera del Oxford United apenas gozó de oportunidades con el primer equipo. En apenas dos años había pasado por tres cesiones y al final de dicho periodo se marchó definitivamente a comenzar desde los cimientos del fútbol, al Didcot. Su rendimiento, positivo, le hizo poder jugar en el North Leigh.

En aquel momento, el Forest Green andaba en busca de efectivos para la parte más adelantada del equipo. Esa era su oportunidad para conseguir hacerse un hueco dentro del panorama de National League.

Sus características hacía que fuese alguien apropiado para la categoría. Taylor es un delantero de 1’76 metros de estatura. Combina su buen disparo en el área con la velocidad y el juego de espacios. Tácticamente es un jugador muy interesante. Busca sus oportunidades en huecos, entre centrales o dejándose ver por la banda.

Quizá no destaque tanto en el remate de cabeza, aunque lo complementa con su velocidad. En su periodo en el Forest Green era muy usual que Taylor partiese desde la banda. Posteriormente, por necesidades del equipo, centró su posición hasta convertirse en ‘killer’.

En su primer ejercicio con el Forest Green finalizó con 10 goles. Cifras notables para alguien que procedía de Non-League, en tan sólo 29 partidos. En su segunda campaña partió de inicio en 42 ocasiones, anotando 9 goles. Los números del equipo y de Taylor eran positivos e ilusionantes, aunque finalmente siempre terminaban lejos del primer puesto.

En 2013/14 Taylor fue víctima de las lesiones, lo que le privó de aumentar su número de minutos sobre el verde. Para ayudar en su recuperación, el Chester lo adquirió en calidad de cedido durante un mes y medio. En ese tiempo anotó seis goles, incluido un hat-trick ante el Tamworth. A su vuelta a The New Lawn no vio puerta.

Esa sería la última que vestiría la camiseta del Forest Green. Su contrato expiraba y el Bristol Rovers se aprovechó de ello. Darrell Clarke fue el hombre clave para hacer que Taylor se decantase por el equipo del Memorial Stadium. En su primera campaña consiguió promocionar a League Two, vía playoff. En el campeonato regular encontró puerta en 19 ocasiones y 3 en el mencionado playoff de ascenso.

Clarke apostó por colocarlo de mediapunta o caído a banda, en determinados partidos, y no se equivocó. Su regate y velocidad junto con su buen último pase le colocaron como uno de los mejores jugadores de National League. Aunque el mayor reto estaba a la vuelta de la esquina. 

League Two se presentaba ardua y extensa. Pero Taylor se encargaría de alegrar cada jornada a sus seguidores. Jugó todos los partidos (50) siendo el hombre clave en el Bristol Rovers. Además, participó con 28 goles y 5 asistencias. Su potencial parecía que crecía partido a partido. Debido a ello es que volvieron a conseguir un ascenso. Los de Darrell Clarke apearon al Accrington del último puesto de ascenso directo. Esto le llevó a ser el equipo revelación de la temporada. A nivel individual, Matty Taylor fue el máximo anotador de la categoría. Con el paso de los años su posición se ha asentado como delantero centro. 

Si el curso anterior tuvo un grado de dificultad, el actual ha sido mayor. A priori parecía que el Bristol tendría problemas para salvar la categoría. Los expertos predecían que al tener el mismo bloque desde que militaban en Conference podría llegar a pasar apuros. Todo lo contrario. Los Rovers están en quinta posición. Han conseguido resultados muy favorables ante rivales de categoría (Northampton, Oxford).

Taylor está siendo el hombre clave a partir de zona de tres cuartos. Su rendimiento es algo sorprendente. Esta temporada posee un gran promedio goleador por la banda izquierda. En el centro está manteniendo unos registros goleadores adecuados. Sus 10 goles le sitúan en el puesto número tres de máximos anotadores. El objetivo que se han marcado en el Memorial Stadium es disfrutar de un Bristol Derby en la categoría plata lo antes posible.

Taylor no es un delantero al uso. Formado como extremo y mediapunta siempre ha tenido que acudir a posiciones más adelantadas en ayuda de sus compañeros. Lo que sí es algo certero es la velocidad con la que desenfunda su revolver. Pequeño, pero muy peligroso.

(09/11/2016)

The following two tabs change content below.
Pablo Cartas

Pablo Cartas

Nadador. Me encantan las historias que se esconden detrás del football modesto. Linares. Liverpool. Steven Gerrard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *