Pride Park - Derby County Football Club

El milagro no se consumó

Comparte la esencia BRIT

El Derby County, uno de los clubes más históricos del fútbol inglés, miembro fundador de la Football League, vive uno de los peores momentos de su historia. Los Rams descendieron a League One después de una temporada entera remando a contracorriente, con deducciones de puntos y problemas institucionales.

Tras varios años coqueteando con la zona baja, la temporada 2021/2022 ha sido la definitiva para el Derby County. El club de las East Midlands comenzó la campaña con una rebaja de doce unidades, que en noviembre se amplió hasta los 21 puntos.

Pese a ello, jugadores y cuerpo técnico, liderados por Wayne Rooney, tiraron de resiliencia e hicieron caso omiso a los problemas extradeportivos en los que se vieron envueltos. Lucharon hasta el final para intentar lograr la salvación y obrar uno de los milagros más improbables de la historia del fútbol inglés. Por momentos pareció que lo lograrían, que el milagro se terminaría por consumar, pero a falta de dos jornadas para el cierre de la temporada ya son, matemáticamente, equipo de League One por primera vez desde hace 37 años.

Para entender por qué el Derby County ha llegado a esta situación hay que remontarse al año 2018, cuando Mel Norris, que por aquella época era el dueño del club, compró Pride Park, por £81 millones. En ese momento no lo sabían, pero el Derby County estaba cavando su propia tumba. Hay que recordar que la propiedad del estadio normalmente suele ser del club o de un consejo de la ciudad, pero en muy pocas ocasiones del dueño de la institución. Es cierto que a veces esto sucede, sobre todo en categorías inferiores, para tapar la deuda del club y maquillar las cuentas.

La temporada 2018/2019 sería otro dardo para las aspiraciones de los Rams de salir de la espiral de deudas y malas noticias. Para ello, pocas cosas habrían sido mejores que un ascenso a la Premier League. Cuando se las prometían felices al derrotar al Leeds United en las semifinales del playoff de ascenso, el Aston Villa los derrotó en la final disputada en Wembley.

La directiva había hecho un esfuerzo económico muy importante para devolver al club a la máxima categoría del fútbol inglés, pero la caída ante los Villans hacía ver que el esfuerzo había sido en vano y la inversión se volvería en su contra en forma de deuda.

La siguiente temporada, con Phillip Cocu al mando, los Rams fracasaron en su intento de clasificar al playoff de ascenso. El técnico neerlandés fue despedido y Wayne Rooney se hizo cargo del equipo.

A principios de 2020, la EFL sancionó al club por incumplimiento de las reglas de gastos y sus políticas contables. Todo apuntaba a que estas irregularidades habían sido provocadas por la venta de Pride Park a Mel Norris, pero desde el club desmintieron cualquier relación. En diciembre de ese mismo año, los jugadores no recibieron sus salarios correspondientes. El club ya estaba en venta, pero Norris quería una inversión externa y desde la directiva achacaron ese retraso en los pagos a la demora en el proceso de venta del club.

Las ofertas empezaron a llegar. Primero fue un consorcio de Abu Dhabi encabezado por Sheikh Khaled bin Zayed Al-Nahyan, primo del jeque Mansour del Manchester City, pero la Football League desestimó la oferta por su relación con la familia real de Abu Dhabi. La siguiente oferta caló más. El comprador era el español Erik Alonso, pero nuevamente la compra se detuvo. En palabras de Erik, “principalmente se derrumbó porque la EFL siguió poniendo más barreras”. Trevor Birch, director ejecutivo de la EFL, respondió: “le pedimos pruebas tangibles que desafortunadamente no pudo entregar”. Después de esto, el ex boxeador español desapareció del mapa sospechosamente.

La llegada del nuevo año no trajo consigo mejores noticias para los Rams. El Derby County se salvó del descenso en la última jornada, pero estaría todo el verano pendiente de un posible descenso administrativo. En junio, el club fue multado con £100.000 por nuevas irregularidades en sus políticas contables, como el atraso en pagos de impuestos. Finalmente, evitaron el descenso, pero solo sería un prólogo de la siguiente campaña.

A League One, 37 años después:

En septiembre de 2021, con la temporada recién empezada, el Derby County entró en concurso de acreedores por no poder hacer frente a toda la deuda que tenía acumulada. En Inglaterra, automáticamente, significa una deducción de 12 puntos. Lejos del mercado de fichajes, el club tuvo que hacer malabares hasta llegar a enero y poder sacar dinero con la venta de algún jugador. Tan solo dos meses después, el club recibió otra deducción de 9 puntos por infringir las normas de rentabilidad y sustentabilidad.

Mientras tanto, en un ejercicio de resiliencia tremendo, el Derby County llegó a enero de 2022 a ocho puntos de la salvación. Festy Ebosele, Max Bird y Tom Lawrence se erigieron en líderes del equipo sobre el verde. Aun así, la figura que emergió por encima del resto fue la de Wayne Rooney, con una labor encomiable de mantener a sus jugadores preparados mental y futbolísticamente para pelear hasta el final. Pride Park se convirtió en un fortín y la unión entre equipo y afición fue única. Al final, a falta de 3 jornadas por disputarse, la remontada del Reading al Swansea relegaba a los Rams a League One.

La última vez que el Derby County estuvo en el tercer escalón del fútbol inglés fue durante la temporada 1985/1986. El club, fundado en 1884, contaba con Arthur Cox en el banquillo. Cox, quien nunca pudo convertirse en jugador profesional porque se rompió la pierna en un partido de reserva con el Coventry City, llevó al Derby County a la tercera posición, consiguiendo el ascenso a la Second Division. Sus números en aquella campaña fueron: 84 puntos, producto de 23 victorias, 15 empates y 8 derrotas. El máximo artillero del equipo fue Bobby Davison (23 goles).

¿Cómo será la experiencia de los Rams en League One? ¿Cuáles serán sus números? Lo que es seguro es que la afición del Derby County acompañará para el pronto regreso a Championship.

(29/04/2022)

The following two tabs change content below.
Iker Valverde

Iker Valverde

Periodista. Amante del fútbol inglés y escocés. Aficionado de la Real Sociedad.Roberto Firmino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *