Kevin McDonald - Wolverhampton Wanderers Football Club

McDonald, la brújula para llegar a buen puerto

Comparte la esencia BRIT

A menudo observamos en los medios de comunicación que el delantero que ha conseguido marcar el gol de la victoria es el protagonista de la portada. Sin embargo, poca gente se ha percatado que ese tanto ha tenido una preparación previa, realizada por un futbolista que ha diseñado la jugada en su cabeza. Componiendo pases, regates, tiros, donde él iniciará una jugada que desea que acabe de la mejor manera.

Esos jugadores son los encargados de que un equipo funcione, de que llegue a la gloria o quede en el anonimato. El protagonista de hoy es un jugador sin mucha notoriedad. Sin embargo, es el mediocentro que guía el juego del Wolverhampton Wanderers.

Si has conseguido adivinar al jugador, enhorabuena. Si no has acertado, la respuesta es Kevin McDonald. El mediocentro escocés fue una pieza clave la pasada campaña para que el Wolves rozase con las yemas de los dedos los puestos de playoff de ascenso a Premier League.

La pasada campaña el Wolverhampton Wanderers finalizó en el séptimo puesto de la clasificación. Su jugador estrella fue Bakary Sako. El extremo natural de Malí disputó 43 partidos y consiguió que 15 tantos (máximo goleador del equipo) y 10 asistencias llevasen su firma. Este año finalizaba contrato y decidió fichar por el Crystal Palace. Entonces el papel de mejor jugador del equipo recayó sobre Benik Afobe, delantero que llegó la pasada campaña procedente del Arsenal.

En estos dos casos ha habido un denominador común: Kevin McDonald, el encargado de distribuir el juego de los Wolves. La pasada campaña disputó 47 encuentros en los que no vio puerta, pero repartió un total de 12 asistencias. Bakary Sako y Benik Afobe marcaban sus goles a causa de los balones que recibían de McDonald. El mediocentro escocés inventaba una jugada en su cabeza y luego comenzaba a reproducirla.

En las jornadas cuatro y cinco de la actual temporada de Championship he tenido el placer de seguir de cerca al Wolves, frente al Cardiff City (derrota por 2-0) y frente al Charlton Athletic (victoria por 2-1).

El primer partido se postulaba como una ocasión perfecta de ver jugar a Sheyi Ojo, el prometedor extremo cedido por el Liverpool. El jugador estaba en el once titular de Kenny Jackett, en la banda izquierda. Por otra parte, en centro del campo, Kevin McDonald y Conor Coady formaban el doble pivote.

Con el paso de los minutos dejé de observar a Sheyi Ojo y comencé a fijarme en un jugador alto, de botas blancas y que era la brújula en el centro del campo. McDonald repartía juego y hacía jugar.

Siempre bien colocado, no suele incorporarse al ataque aunque en los saques de esquina espera en la frontal del área, en busca de un balón sin dueño. El peligro del Wolves llegaba de sus botas. Él buscaba un hueco entre la defensa para enviar el balón. Sin embargo, para mi decepción, McDonald y Ojo fueron reemplazados en el minuto 61. Ese jugador era la clave del equipo. Me enamoró con su fútbol y me hice la promesa de volver a ver lo antes posible al Wolves.

La oportunidad me llegó el pasado fin de semana, en el duelo ante el Charlton Athletic. Otra vez tocaba cubrir a los pupilos de Kenny Jackett. McDonald volvía a ser titular, de nuevo junto a Conor Coady. El ausente esta vez era Sheyi Ojo, que era reemplazado por Nouha Dicko.

Como la jornada pasada, McDonald combinaba mucho con Dave Edwards y James Henry. También solía iniciar la salida de balón, incrustándose entre la defensa. Pases cortos en dirección a Coady o balones largos en busca de Afobe fueron sus acciones más reproducidas. Reconozco que en este partido no jugó al nivel del encuentro contra el Cardiff City, sin embargo me causó buena impresión.

Para llegar a nuestro buen puerto, comúnmente llamado ascenso a Premier League, el mediocentro escocés deberá jugar de la mejor manera posible. Asistencias, pases cortos y largos, y demás aportaciones deberán ser la clave para que el Wolves retorne al escalón de oro del balompié anglosajón.

En el mundo de fútbol hay más jugadores como Kevin McDonald, que fabrican asistencias y juego para sus equipos. Estas líneas demuestran que el mediocentro es el jugador más importante del equipo.

(31/08/2015)

The following two tabs change content below.
Pablo Cartas

Pablo Cartas

Nadador. Me encantan las historias que se esconden detrás del football modesto. Linares. Liverpool. Steven Gerrard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *