Martin Laursen - Aston Villa Football Club

Martin Laursen, el león danés

Comparte la esencia BRIT

Hablar de Martin Laursen es referirse a uno de los mejores talentos daneses del nuevo milenio. Este año, 2019, se cumplió una década de su retiro. El espigado defensor militó cinco temporadas en la Premier League, vistiendo la camiseta del Aston Villa. Un 15 de mayo de 2009, el central ‘Vikingo’ anunció que no daba más. Así, dejaba el balompié a causa de una ingrata lesión de rodilla.

Llegó al conjunto celeste y granate en la temporada 2004/2005, cuando Chelsea lograba coronarse para cortar el dominio del Arsenal y Manchester United.

Laursen, procedente del Milan, había ganado la UEFA Champions League y la Coppa Italia antes de desembarcar en espacio villano. Reconoció que era muy complicado ganarle la titularidad a Nesta, Maldini, Costacurta y Kaladze. Los premios colectivos alcanzados no le nublaron la vista y decidió partir para mostrarse y crecer más.

Las expectativas que el club del condado de Birmingham tenía en el danés eran muchas. Buscaban que el experimentado Olof Mellberg tuviese un compañero que finalmente le ayudase de forma adecuada en tareas defensivas. El sueco no tenía un ‘partner’ de garantías desde que partió del club el gran Alpay Özalan, un monstruoso y completo central turco.

En las primeras tres temporadas, Laursen no llegó a jugar ni siquiera 30 partidos debido a distintas lesiones. Pese a ello, David O’Leary era consciente de su capacidad y hasta que salió del club, en 2006, sabía que el defensor podía dar mucho si se recuperaba. Esa misma idea tuvo el entrenador Martin O’Neill, quien sucedió a O’Leary con la premisa de revalorizar al club y devolverle el brillo perdido, entiéndase, para clasificar a competencias europeas y algo más.

Tras tres lamentables temporadas estacionado varias semanas por lesión, Laursen nunca se desesperó y tomó, como todos los años, el reto de ser el socio ideal de Mellberg, pero ante las ausencias reiteradas del danés el Villa compró a Zat Knight y a Curtis Davies. Ambos centrales cumplían… medianamente. Knight era una escalera, pero muy lento, mientras que Davies era muy joven y aguerrido, pero con falta de madurez y concentración.

En la temporada 2007/2008, Laursen explotó y jugó 38 partidos donde marcó seis goles y se convirtió en bastión de los villanos, quienes soñaron con llegar a competiciones europeas, y lo lograron: fueron sextos y accedieron a la UEFA Europa League. Curiosamente, siempre que Laursen anotó, el Villa no perdió en aquella temporada. El ex Milan fue protagonista en dos cotejos que la afición villana recuerda con mucho cariño: el 4-4 ante el Chelsea y ante el Tottenham. En el primero anotó un gol y en el segundo anotó un doblete ¿nada mal, cierto?

Laursen era duro en el uno contra uno y en espacio aéreo dominaba a placer, excepto cuando enfrente tenía a verdaderas bestias en el rubro como Didier Drogba, Peter Crouch, Dimitar Berbatov o Cristiano Ronaldo. Su buen desempeño incluso le llevó a ser capitán del Villa. Sin duda, en el aspecto individual tuvo su mejor temporada en la 2007/2008, donde no solo volvió a afianzarse como titular, sino que también inyectó en lo anímico a un equipo que dio mucho de qué hablar. Justo en ese Villa también fueron protagonistas Stiliyan Petrov, Brad Friedel, Ashley Young, Gareth Barry y John Carew, entre otros.

Durante la siguiente temporada, la 2008/2009, otra lesión en la rodilla volvió a parar a Laursen… para siempre. “Durante los dos últimos años he estado jugando el fútbol de mi vida por el Aston Villa y esto es triste, una frustración, ya que no he podido corresponderles en el campo. Hace cinco meses me sentía muy bien con cada partido que jugada, estaba bien físicamente. Ahora me siento aquí realmente estando muy triste y para decir honestamente que así es al vida”, anunció un 15 de mayo de 2009.

Tras el retiro de Laursen, el club volvió a ser sexto en la Premier las dos temporadas siguientes y disputó Europa League. Laursen se convirtió, hasta hoy, en uno de los futbolistas más caros al momento de su retiro: 8 millones de euros, siendo superado en valor monetario solo por talentos como Zidane (12.5m), Philipp Lahm (11m), Willy Sagnol (9m) y Pavel Nedved (9m).

Luego de una década, el ex defensor volvió a Villa Park junto al colombiano Juan Pablo Ángel. Ambos fueron citados por el club para celebrar los buenos momentos que dejaron en césped villano. Llegaron para un duelo de Championship (semanas antes de ascender a Premier) en el que el Villa jugó ante el Blackburn Rovers; el equipo celeste y granate ganó (2-1). Tanto Laursen como Ángel fueron ovacionados en las gradas antes y después del cotejo de forma muy emotiva.

La hinchada villana entendió una gran lección de vida con el danés: no se trata de cuántos juegos disputes o cuántas copas ganes, importa mucho más que cuando juegues lo hagas con todo el corazón. Martin, corazón de león, Laursen.

(03/11/2019)

The following two tabs change content below.

Robbie Ruud

Salvadoreño. Viajero imaginario. Siempre en mis pensamientos los 'Fergie Boys' y los 'Vialli Boys'. Gianfranco Zola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *