Manchester Derby

Manchester Derby

Comparte la esencia BRIT

Si el derby del norte de Londres es capaz de paralizar una ciudad como la capital del Reino, el derby de Manchester tiene el mismo efecto en una de las ciudades más importantes de Inglaterra.

Este es un derby que se ha mantenido adormecido durante muchos años, debido a que el City no era lo que es hoy en día. La última década de éxitos de los Citizens ha devuelto todo su esplendor a un derby que vivió su apogeo hace 6 décadas, que se dice pronto.

Todos conocen al Manchester United, el club con más seguidores de Inglaterra. Pero el City es desconocido para muchos, así que centrémonos un poco más en su historia.

El Manchester City se formó entre la pobreza de las nuevas comunidades de inmigrantes del este de la ciudad, en distritos como Gorton y Ardwick. Miles de personas del centro y este de Europa migraron a Manchester para trabajar en la industria de la ciudad, viviendo hacinados y donde el alcoholismo y la violencia de las bandas campaba a sus anchas.

En este contexto, dos mujeres crearon un club de cricket, que en 1880 derivaría en un club de fútbol llamado, inicialmente, St. Mark’s (West Gorton), y más tarde: Ardwick AFC. Para darle más relevancia y atraer más seguidores decidieron cambiar el nombre y la opción de llamarlo Manchester United se puso encima de la mesa, pero se decidió que sería Manchester City. Pocos aficionados del United saben que su club podría haber sido el City si la opción hubiera prosperado.

Como comentaba anteriormente, de ser un derby venido a menos, principalmente por el éxito del United y el calvario del City penando en divisiones inferiores, ha pasado a ser un partido de alta rivalidad y gran tensión. Cabe destacar que la década de los 50′ y 60′ fue la que, hasta hoy día, determinó la gran rivalidad entre las dos aficiones.

Los aficionados más veteranos del City se referían, en aquella época, al United como “The Rags”, en referencia a que en 1945 el club estaba en tan mala situación tras haber sido bombardeado en la Segunda Guerra Mundial, que el City tuvo que prestarles su estadio (el antiguo Maine Road). Era el comienzo de la etapa de Matt Busby en el United, tras haber jugado en el City.

Aunque la rivalidad se ha retomado a gran escala en la última década, los aficionados del United siempre han tenido tiempo para mofarse de sus vecinos. En 2001, un gran número de aficionados de los Red Devils salieron a las calles y se manifestaron para celebrar que el City llevaba 25 años sin ganar nada.

El City ha sido siempre más ‘localista’, más centrado en la ciudad de Manchester. El United ha mirado más para fuera, ha querido ser más global. En 2005, la ciudad apareció cubierta de anuncios con fondo azul donde se decía: “Esta es nuestra ciudad, Real Manchester” y “Puro Manchester”. Cuando Carlos Tevez pasó del United al City, el anuncio de su llegada fue: “Bienvenido a Manchester”.

Aunque mucha gente no lo sabe en esta rivalidad hubo también un componente religioso: El Manchester United atrajo más a la población católica; de hecho cuando Newton Heath cambió de nombre la propuesta de pasar a llamarse Manchester Celtic perdió solo por un puñado de votos. Por el contrario, el Manchester City se vinculaba más con la población protestante, en aquellos tiempos.

La rivalidad en estos momentos está en su punto más álgido en décadas. Es ahora mismo tan grande que en Navidad, y para evitar que una parte de la población de la ciudad deje de comprar en establecimientos, a Santa Claus se le ve de ‘Rojo y Azul’…

Por supuesto que ha habido partidos importantes entre ellos, donde el resultado marcó el destino del contrario. Sin ir más lejos, el City descendió contra el United en 1963 y el United contra el City en 1974.

Pero ha habido favores entre ambos clubes. Alguno inimaginable. Un escándalo financiero en el que el Manchester City fue sorprendido pagando de más a sus jugadores y, por lo tanto, rompiendo las reglas financieras establecidas por la liga (qué familiar parece esto ¿verdad?) vio a la friolera de 17 jugadores suspendidos de representar al City. Cuando se levantaron las suspensiones, cuatro jugadores del City cruzaron de acera para jugar en el United. Casualmente ayudaron a los Red Devils a ganar un título de liga, en 1908. Es algo que los Citizens no quieren recordar bajo ninguna circunstancia.

El derby de Manchester se dice que tiene 140 años de historia, pero solo 10 de verdadera rivalidad.

Sea como fuere, el tiempo nos permite ahora disfrutar de este partido como un derby en el que una ciudad se detiene y en el que miles de sus habitantes contienen la respiración esperando que su equipo, su club y su forma de vivir gane a la del vecino.

(05/11/2021)

The following two tabs change content below.
Raúl Sánchez

Raúl Sánchez

Coach Licenciado por la FA. Historia del Fútbol Británico. Seguidor del Rangers. Richard Gough.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *