David Moyes - Carlo Ancelotti

De la mano de James y Ancelotti, el Everton se ilusiona

Comparte la esencia BRIT

Con Carlo Ancelotti al mando del equipo y James Rodríguez como emblema, Everton ganó los primeros cuatro partidos de liga por primera vez desde 1969. La última vez que el conjunto de Liverpool había triunfado en los primeros cuatro encuentros de torneo regular fue en la mencionada temporada 1969/70, campaña en la que se coronaría campeón.

Pero el último equipo que le regaló la ilusión a los Blues, sin dudas, fue el de la temporada 2004/05. Aquel conjunto no prometía tanto como el de Ancelotti, pero sin embargo fue el último en clasificarse a una UEFA Champions League.

Cada año, la Premier League parece tener cuatro divisiones diferentes: los contendientes al campeonato, los aspirantes a puestos europeos, los que no juegan por nada y los muchachos del sótano, que pelean por estar un año más en la elite del fútbol inglés y no descender al Championship.

Para la campaña 2004/05 se pronosticó ampliamente que el Everton estaría allí abajo, en puestos de descenso. Se había escapado del Championship, por seis puntos, la temporada anterior y padeció la salida de su mejor jugador: Wayne Rooney fue transferido al Manchester United de Sir Alex Ferguson… ¡en el último día de mercado! Sin embargo, David Moyes tenía otros planes.

El mercado de pases de los Toffees se caracterizó por la llegada de jugadores no tan conocidos, pero de una u otra forma, el entrenador escocés se las ingenió para lograr un equipo competitivo.

En aquel mercado de transferencias se destacaron: el mediocampista ofensivo australiano, Tim Cahill, quien llegó del Millwall como una incógnita y terminó siendo el goleador del equipo del puerto con 11 tantos, y Marcus Bent, centrodelantero que llegaba de jugar en el Leicester City. Este último no logró convertir muchos goles, pero fue importante en el esquema 4-1-4-1 de David Moyes.

Los de Goodison Park formaban con Nigel Martyn; Hibbert, Weir, Stubbs, Pistone; Osman, Carsley, Gravesen, Kilbane; Tim Cahill y Marcus Bent. Además, contaban con jugadores como Watson, Duncan Ferguson y Yobo, entre otros.

La temporada comenzó con una derrota (4-1) ante el Arsenal de Wenger, en Goodison Park. Pero la primera victoria no tardó en llegar. En la segunda fecha, el equipo de Moyes derrotó al Crystal Palace (2-1), en Londres.

Luego de ese partido, el Everton le ganó al West Bromwich, empató con el Manchester United (en Old Trafford) y se quedó con los tres puntos ante el Middlesbrough de Viduka y Jimmy Floyd Hasselbaink. Lo mismo ocurrió contra el Manchester City, en condición de visitante, y consiguió un gran triunfo ante el durísimo Portsmouth de LuaLua, Hislop, Yakubu y compañía.

Antes de llegar al final del 2004, el Everton consiguió 5 triunfos, entre los que se destacó la victoria en el Derbi de Merseyside. Triunfo ante el Liverpool, en Goodison Park, con gol de Lee Carsley. Además, acumuló dos empates y una sola derrota (ante el Chelsea). El 26 de diciembre los hombres de David Moyes superaron al Manchester City, desafiaron las probabilidades y emergieron como retadores improbables al título en Navidad.

Mantuvieron el ritmo con el Chelsea (campeón) y el Arsenal (subcampeón), durante la primera mitad de la temporada, pero su apuesta por la corona de la Premier League fracasó con la venta del eje del mediocampo, Thomas Gravesen al Real Madrid.

Para reemplazar al danés, los Toffees contrataron a Mikel Arteta en febrero, pero la segunda ronda de la Premier no fue tan exitosa como la primera para los Blues.

En 2005, el Everton consiguió seis triunfos, tres empates y cayó derrotado en nueve partidos, lo que depositó al equipo de Moyes en un histórico cuarto lugar y en la UEFA Champions League por primera vez en poco más de tres décadas.

David Moyes tomó la Premier League por asalto, inspirando a un equipo poco atractivo a terminar en el cuarto puesto, a pesar de comenzar originalmente como favorito para el descenso. En total los Toffees acumularon 61 puntos y quedaron por encima de sus vecinos de Liverpool. Hay que destacar que en campañas posteriores de Premier League el Everton pudo superar las 61 unidades, pero nunca consiguió un mejor lugar que la quinta colocación.

¿Podrá el Everton de Carlo Ancelotti igualar, o incluso superar, la hazaña del Everton de Moyes en aquella temporada 2004/05? El Everton del italiano tiene el potencial de hacer que la actual temporada sea especial, pero hacer que eso sea una realidad es otro asunto que se verá en el campanazo final en mayo.

Deberán trabajar mucho, no equivocarse en el mercado de invierno y por sobre todas las cosas trabajar en equipo y no depender de lo que puedan hacer uno o dos jugadores. La temporada es larga y Ancelotti deberá, como hasta ahora, ensamblar las piezas y saber rotar a los jugadores si quiere, al menos, obtener un pasaje a competiciones europeas.

Por Everton en Español

(25/10/2020)

The following two tabs change content below.
BRITmanía Radio

BRITmanía Radio

Los mejores especialistas te acercan la magia del football británico. Entrevistas, análisis y opinión del deporte rey en las islas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *