Celtic Football Club (9 In A Row)

La liga escocesa queda suspendida y el Celtic es coronado campeón

Comparte la esencia BRIT

El 15 de marzo de 2020 la SPFL decidió paralizar la liga ante el avance del coronavirus por Gran Bretaña. Dos meses después, ante las dificultades de retomar la actividad deportiva, se ha decidido dar carpetazo a la temporada en Escocia y finalizar las 4 divisiones.

De esta forma, a falta de 8 jornadas para acabar la competición, el Celtic ha sido reconocido como campeón de la Premiership. Los Bhoys conquistan su novena liga consecutiva, con 13 puntos de diferencia sobre el Rangers con un partido más jugado. Peor suerte ha corrido el Hearts, que al encontrarse en última posición, ha sido descendido a segunda división.

Tras mucho meditarlo, varias reuniones entre todas las partes y estudiar todas las alternativas, el 15 de abril, inicialmente, se acordó concluir con la cuarta, tercera y segunda división. Proclamando campeón y ascendiendo al primer clasificado y descendiendo al colista de cada liga. Esta medida se tomó conforme a una votación que ha dado mucho de que hablar por la falta de transparencia en el procedimiento. La votación salió adelante después de que la SPFL presionara a los equipos para decantarse por finalizar la temporada. Esto lo hemos visto en equipos como el Dundee, que cambió su voto una vez ya enviado, o el Inverness, cuyo presidente ha dicho que la SPFL les había puesto una pistola en la cabeza.

Sea como fuere, el Dundee United asciende a primera, el Partick Thistle baja a tercera, el Raith Rovers vuelve a segunda, el Stranraer desciende a cuarta y el Cove Rangers sube a tercera división.

En lo que a la primera división respecta, la Premiership quedó en punto muerto para intentar terminarla si las condiciones lo permitían, siguiendo las recomendaciones de la UEFA. Sin embargo, el 20 de mayo la SPFL claudicó y dio la liga por terminada en una decisión consensuada, según ellos, pero que ha enfadado a equipos como Rangers o Hearts, mientras que otros como Livingston o Aberdeen no entienden el motivo. Algunos equipos como Partick Thistle o Hearts consideran llevar a los tribunales al organismo presidido por Murdoch MacLennan.

Lo cierto es que es complicado de explicar y más aún de entender acabar la liga a falta de un cuarto por jugar cuando no se tiene un plan para la vuelta de la actividad deportiva. Es difícil saber cómo y cuándo volverá el fútbol, por ello, ¿no hubiese sido conveniente terminar lo ya empezado antes de iniciar una nueva temporada? ¿de verdad no existe alternativa antes que descender a equipos que no han jugado el mismo número de partidos que sus rivales directos? A todo esto se le añade la opacidad y las presiones con la que la SPFL ha llevado a efecto estas decisiones.

En cuanto a la Premiership, el Celtic ha sido proclamado campeón por novena temporada consecutiva, consiguiendo 80 puntos de los 90 disputados y habiendo perdido tan solo ante Rangers y Livingston. Gran parte de culpa ha tenido Odsonne Edouard, pichichi de la liga con 22 goles en su cuenta. Los Bhoys han sido los más regulares a lo largo de la temporada y es fácil que la acabaran ganando dado la abultada diferencia de puntos con los Gers. 

Rangers, Motherwell y Aberdeen son los clasificados inmediatos que han conseguido obtener pasaporte para jugar una Europa League más incierta que nunca. Los Gers cada año van igualando las distancias con sus vecinos del este de Glasgow, le han aguantado durante bastante tiempo el pulso al Celtic y esta temporada han llegado a ser mejores en los enfrentamientos directos del Old Firm.

El Motherwell de Robinson ha hecho una temporada muy buena gracias a un arranque colmado de victorias. En cambio, el Aberdeen ha sido muy irregular en comparación con cursos anteriores. De los Dons tan solo se salva Sam Cosgrove, delantero estrella del club rojillo. La revelación de la temporada ha sido un Livingston que ha convertido el Tony Macaroni Arena en un fortín para sumar de tres en tres en casa.

La parte baja de la tabla está marcada por una mezcla de drama, injusticia y decepción. Ross County, St. Mirren, Hamilton y Hearts han sido los equipos que han coqueteado a lo largo de estos meses con el descenso. Ross County y St. Mirren aún espabilaron en las últimas semanas de liga para sacar ventaja a los otros dos clubes. Curiosamente, el último partido de la liga se celebró el viernes 14 de marzo entre St. Mirren y Hearts, saliendo los Buddies como vencedores. Los Jambos se estancaron en la última posición y a día de hoy son los sacrificados.

Es una pena que un equipo de la talla institucional y deportiva del Hearts sea descendido, pero para pena la temporada que se ha marcado el equipo de Edimburgo. Se reforzó poco y mal en verano, tardaron demasiado en despedir a un Craig Levein sobrepasado por la situación y con Daniel Stendel, la situación mejoró levemente, pero sin alcanzar el nivel necesario para enderezar la trayectoria. Esperemos que el Hearts emprenda su vuelta a primera cuanto antes, el fútbol escocés merece a los Jambos en primera.

Ya sólo queda esperar que la pandemia vaya remitiendo y que la situación se normalice cuanto antes para que la pelota vuelva a rodar por los campos de Escocia. Costará ver gradas vacías, los equipos van a quedar muy tocados económicamente, nos enfrentamos a una situación deportiva jamás vivida. Esperemos que reine la unidad entre clubes y la SPFL dé las soluciones que hasta ahora no ha ofrecido para atravesar esta crisis de la mejor forma.

(23/05/2020)

The following two tabs change content below.

Mario Lallana Mafé

Soriano y Bhoy. Fútbol escocés. Árbitro de Fútbol. Scott Brown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *