England - 2016 UEFA Euro - BRITmanía

Inglaterra, entre la renovación y las dudas

Comparte la esencia BRIT

La selección de los Tres Leones luce muy renovada para encarar la Euro 2016 de Francia. Roy Hodgson podría estar al frente de Inglaterra por última vez.

Inglaterra tiene dudas del tamaño de toda la costa que rodea su territorio. Algunos encaran con optimismo el reto de la Eurocopa. De entrada no es favorita para muchos, debido a su falta de convicción y asertividad en los momentos más difíciles.

Hoy en BRITmanía Radio, una mirada en profundidad a la selección inglesa, que buscará dar un golpe sobre la mesa y demostrar que no solo el fútbol de su liga es el mejor del universo, también el de su escuadra nacional.

Roy Hodgson, el entrenador de Inglaterra, es el único timonel en su selección que ha sido capaz de sumar 10 victorias seguidas en su estadía en el banco inglés. Muy probablemente el que tiene los mejores números en la época contemporánea.

Pero los números sin contexto, falsas ilusiones proponen. Inglaterra pese a tener 10 positivos bajo la tutela de Hodgson sigue sin ganar un título, o siquiera disputar una final de torneo.

Ofensiva:

Una selección en constante renovación cambia siempre también de estilo de juego. Hoy más que nunca los ingleses se abandonan a un tridente que puede dar de que hablar, o decepcionar en grande: Vardy, Rooney y Kane.

Excepto Rooney, que tuvo un semestre difícil debido a una lesión en el muslo, Vardy y Kane tuvieron una Premier League espectacular el pasado curso. Ambos finalizaron en lo más alto de la tabla de goleadores, dando como campeón a Kane.

Ahora bien, un tema es la liga, y otro es la selección, de quien se refirió alguna vez el inmenso Sir Alex Ferguson, como un “cáliz envenenado”.

Del tridente anterior citado, en los amistosos previos a la Euro, ninguno anotó al menos un gol. Tampoco se mandaron asistencias y Kane fue el que más tiró a marco, con dos remates.

Es decir, urge que los laterales y mediocampistas sean garantía para abastecer a los delanteros, que si ven que sus compañeros no ejercen bien tareas defensivas, se pasarán el tiempo cubriendo las bandas y dejarán inoperante a uno solo en punta, seguramente asfixiado por defensores centrales rivales.

Mediocampo:

Sin duda, el tema de controversia fue la inclusión de Jack Wilshere en lugar de Danny Drinkwater, que se mandó un temporadón con el Leicester. Wilshere llevó hasta hace poco apenas 400 minutos jugados, versus los más de 3000 de Drinkwater, que demostró tener un espíritu de combate increíble con un título de Premier League.

Sin duda Hodgson, al menos en la previa, pagará caro la decisión de excluir a Daniel. Una bujía pura, con la chispa necesaria para levantar a un mediocampo lento y con falta de actitud.

Al menos la inclusión de Eric Dier en el centro del campo parece ser un parche importante para maquillar la ausencia de Drinkwater. Dier tiene alta presencia física, y precisión en los pases, aparte de tener excelentes cualidades defensivas.

Dele Alli asoma como la pieza con más creatividad en la media inglesa, con precisión en pases a profundidad, remate y sostenimiento razonable del balón. En él y Rooney recaerán los cambios de juego, de ritmo, y el estilo de cómo avanzar para Inglaterra, si juegan con pelota al piso. Sterling parece quedarse corto con su capacidad de meter carrera y centrar, muy poco efectivo, ni cerca de las facultades de Alli.

Defensa:

En la defensa es quizás donde Inglaterra parece estar bastante fortalecida, pese a ya no contar con personalidades como Carragher, Ferdinand, Cole y Terry.

La única duda de Inglaterra pasa por el acompañante de Chris Smalling, en la zaga central. Stones y Cahill son los principales candidatos, pero ninguno demuestra tener el atino y compromiso necesario para dar tranquilidad al arco inglés.

En cuanto a laterales, Hodgson no se puede quejar. Tiene verdaderos ‘jet de combate’ con remate, portento físico, capacidad de centrar muy bien y muchísima velocidad en Kyle Walker, Nathaniel Clyne y Ryan Bertrand. Pocas grietas habrá en defensa.

La figura:

Sin duda, Rooney, como máximo goleador de la selección debe buscar ser protagonista y principal eje de conversión. Podría ser su última Euro, si continúa o empeora el nivel que tiene de momento. Con 51 goles, está, desde la estadística, en la responsabilidad de aportar la paciencia, la sorpresa, y el empuje que necesita su país. El último de una generación que nunca saboreó el éxito.

Rivales de grupo:

En teoría, Inglaterra no tendría problemas mayores para clasificar a Octavos de Final de la Euro 2016. Rusia, Gales y Eslovaquia la acompañan.

Eslovaquia, liderada por Skrtel y Hamsik, buscará dar la sorpresa en un grupo que se le antoja complicado en la previa. Más allá de la disciplina que pueda imprimir el conjunto eslovaco, se ve difícil que puedan estar en la siguiente ronda mostrando un fútbol discreto.

Gales podría ser la selección que más incomode a los ingleses en la Fase de Grupos. Casi todos sus futbolistas militan en la Premier League, y saben cómo manejarse en altas presiones de juego y entorno. Bale y compañía los van a complicar, seguro.

Rusia se divisa como un equipo que no deja jugar, ni juega. Sus armas carecen de renombre, y se nota una alta apatía y frialdad al momento de encarar grandes citas. Esta lectura surge de la pobreza exhibida en la fase de clasificación y los amistosos más recientes. Si pasan primeros serían una sorpresa mayúscula.

Presencia histórica:

Inglaterra solo llegó dos veces a semifinales en una Eurocopa, lo máximo a lo que aspiró hasta hoy. Fue en las ediciones 68′ y 96′. Ese es al menos el límite para el equipo que por fama está presionado a llegar lejos.

(05/06/2016)

The following two tabs change content below.

Robbie Ruud

Salvadoreño. Viajero imaginario. Siempre en mis pensamientos los 'Fergie Boys' y los 'Vialli Boys'. Gianfranco Zola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *