Ashley Williams - Wales National Football Team - Belgium National Football Team - UEFA Euro 2016

Con el fuego interno galés

Comparte la esencia BRIT

Gales no deja de hacer historia en Europa y con el fuego del propio dragón de su escudo, el elenco de Coleman se mete en la semifinal de la Eurocopa. Partido tras partido Gales demuestra su poderío ofensivo y defensivo con grandes jugadores y pasión en las tribunas.

Pero a pesar de las flores en el final del encuentro, los galeses no empezaron de la mejor manera el partido ante Bélgica. Es que tras 13 minutos de juego, un zapatazo de afuera del área de Radja Nainggolan abrió el marcador. Y realmente fue un golazo, de los mejores del torneo, junto al de Shaqiri de la semana pasada. Claro, rápidamente el mundo futbolero se empezó a decir que el debutante Gales había llegado a su final. Que los galeses habían demostrado ser grandes luchadores y jugadores, pero que la sorpresa no serían ellos.

31 minutos de la primera mitad. Córner desde el sector derecho a cargo de Aaron Ramsey. Preciso, sutil y perfecto envío a la cabeza de su capitán, Ashley Williams. Cabezazo al palo derecho del arquero y empate de los dragones rojos. 1-1 y toda la ilusión nuevamente tomaba frutos.

El tablero del Stade Pierre-Mauroy de Lille marcaba el empate, cuando a los 10 minutos del complemento, un centro desde la derecha cayó en los pies del ‘9’ galés.

Robson-Kanu, tal vez el menos conocido de la ofensiva británica, pero de gran Eurocopa, tenía pase al sector izquierdo para Gareth Bale. ¿Lo usó de distracción para los rivales? Sí, seguro, pero lo cierto es que la media vuelta que realizó de manera sensacional dejó en el piso a Denayer y Alderweireld, quedando mano a mano con Courtois. Definición de zurda, al palo derecho del arquero belga. 2-1, delirio, sueño y millones de emociones para un país chico en tamaño, pero grande en pasión.

De ahí en más el control de la pelota lo tuvo Bélgica. Los dirigidos por Coleman apostaron por la corrida de Bale, el pase preciso de Ramsey y la inclusión de Sam Vokes. Y si todo tenía que ser por la derecha, ¿por qué habría de cambiarlo? Pelotazo para Gunter quien se lanzó por la línea de cal y levantó un centro al área. Anticipo y gol. Golazo de Vokes, que cambió el palo del arquero y estampó el 3 a 1 final para la clasificación de Gales a semifinal. Histórico, sin dudas.

El fuego interno galés salió desde el pecho de todos los jugadores que disputaron los Cuartos de Final. De todos los hinchas que estuvieron en Lille y en el propio país, festejando y alentando a su selección. Ahora se viene Portugal, la de Cristiano Ronaldo, pero ¿quién dice que los galeses van de punto? Hoy han están en lo más alto del ‘mundo futbolero’ y dejaron de ser la sorpresa del certamen.

(01/07/2016)

The following two tabs change content below.
Seba Ongarelli

Seba Ongarelli

Periodista. Apasionado y especializado en el fútbol escocés. Scott Brown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *