Scotland National Football Team - 2018 FIFA World Cup Qualification

Escocia se despide del Mundial y ya suma 20 años de sequía

Comparte la esencia BRIT

Escocia se queda a las puertas de entrar en la repesca del Mundial de Rusia al no conseguir la victoria en su visita a Liubliana en la última jornada. De este modo, la selección escocesa ya suma 20 años sin hacer acto de presencia en un torneo internacional.

Sin Stuart Armstrong ni Scott Brown. La ausencia de estos dos jugadores del Celtic, fijos en todas las convocatorias de Gordon Strachan, obligaron a hacer malabares al veterano técnico para componer un once de las mismas garantías que el de hasta ahora. Un centro del campo compuesto por Darren Fletcher, Barry Bannan y James Morrison fue la solución para los partidos que se venían, dos finales contra Eslovaquia en casa y Eslovenia fuera.

Escocia llegaba ilusionada al primer choque, con 3 victorias consecutivas y dependiendo de sí misma para quedar en segunda posición. El cuadro tartán, pero que vestía de rosa, salió enchufado desde el primer momento ante los eslovacos en un encuentro marcado por la pronta expulsión de Robert Mak. Los escoceses gozaron de superioridad numérica durante más de una hora. Ante la negada puntería de los suyos, Strachan echó mano de su revulsivo preferido, el delantero del Derby County, Chris Martin, que se ganó los vítores de la parroquia de Hampden con un gol sobre la bocina para permitir a Escocia viajar a Liubliana con opciones.

Muy felices se las prometían los británicos de cara a su encuentro contra Eslovenia, como así demostró la alineación del técnico al salir jugando con dos delanteros en punta: Martin y Griffiths. La primera parte, el cuadro visitante jugó mejor y se fue al vestuario arriba en el marcador gracias a un soberbio gol de Leigh Griffiths. No obstante, Escocia se relajó tras el descanso, encajando dos goles de Bezjak a balón parado que suponían decir adiós a Rusia 2018. Robert Snodgrass aún maquilló el resultado para poner el 2-2 y dar emoción hasta el final, pero la remontada no fue posible.

El árbitro pitó el final, la tristeza invadió al sector de la afición visitante y los jugadores se retiraron a vestuarios con lágrimas aflorando de sus ojos. Escocia se volvía a quedar fuera. Escocia volvía a dejar a sus aficionados con la miel en los labios tras meses remando hacia Rusia. Quizá de haber contado con Brown y Armstrong… quizá de haber goleado a Malta con más goles… quizá de no haber perdido la concentración en este último partido… quizá de no haber consentido el gol en el descuento ante Inglaterra… Escocia cae eliminada y se nos vienen a la cabeza todos estos episodios de la clasificación que han influido en la situación en la que ahora nos encontramos.

Toca levantar la cabeza, secarse las lágrimas y mirar qué se nos viene por delante. Hay que comenzar a trabajar para la Euro 2020 y preguntarse si Gordon Strachan debe seguir al mando. Por el momento, el veterano entrenador escocés no desvela nada sobre su futuro, pero tras los fracasos de Brasil 2014, Francia 2016 y Rusia 2018, su continuidad queda en entredicho.

Por su propio bien, Escocia no puede permitirse prolongar esta situación en el futuro mientras otras selecciones de rango similar como Irlanda del Norte, Gales, Finlandia, Albania, Hungría o Austria no suelen faltar a este tipo de citas. La excusa de la mala suerte en la fase de clasificación no puede convertirse en argumento para justificar que Escocia lleve 20 años sin asistir a un torneo internacional. Hacen falta cambios importantes para ser más ambicioso y tener presencia en el panorama internacional.

(08/10/2017)

The following two tabs change content below.
Mario Lallana Mafé

Mario Lallana Mafé

Soriano y Bhoy. Fútbol escocés. Árbitro de Fútbol. Scott Brown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *