Wembley Stadium

El mítico Wembley

Comparte la esencia BRIT

Llevo tiempo queriendo escribir sobre el estadio más mítico del fútbol, Wembley. Creo que el conocer la historia de este estadio es obligatorio para todos los aficionados al fútbol. Hay datos que van a sorprender al lector, estoy convencido.

En la década de 1880, la zona de Wembley Park tenía campos de fútbol y de cricket, zonas habilitadas para practicar atletismo, entre otros deportes. En 1889, como una manera para fomentar el uso del tren por parte de la población, el Director del Ferrocarril Metropolitano, Sir Edward Watkin, decidió construir una atracción en la zona y conectarla con el centro de Londres, por medio del tren.

Se trataba de un gran proyecto con una torre de 350m sustentada en cuatro grandes patas. Sin embargo, esa torre nunca se llegó a construir. Durante las obras el proyecto se quedó sin fondos y la torre finalmente fue construida, pero con 61m de altura. Se la conocía como la ‘Torre Watkin’. Sin embargo, el proyecto no se terminó y las obras se pararon indefinidamente. Igualmente, la zona se convirtió en atracción turística hasta que fue dinamitada en 1907.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial el Gobierno organizó una Exposición Universal del Imperio Británico y proyectó un gran ‘Estadio Nacional’ como pieza central, bajo el nombre de ‘Estadio del Imperio’. El área donde se había construido el estadio anterior sería la elegida. Se invirtieron 300 días en su construcción. La Exposición fue inaugurada el 23 de abril del año 1924 por el Rey Jorge V y fue un completo éxito. El Estadio se inauguró el 28 de abril de 1923 con la final de la FA Cup entre el Bolton Wanderers y el West Ham United. Se dice que entraron más de 300.000 personas, siendo su aforo de 127.000. Nacía así el Estadio de Wembley.

A Wembley se le conoce en las Islas como “La sede de las Leyendas” y como “La Casa del Fútbol”. Es junto al Maracaná y el Santiago Bernabéu el estadio más famoso del mundo y es el estadio nacional de Inglaterra para los partidos de fútbol. El viejo Wembley fue un estadio que acogió la final de la Copa de Europa (ahora Champions League) un total de cinco veces, récord hasta el momento, y es uno de los pocos estadios que tiene el honor de haber acogido una final de un Mundial de fútbol.

El estadio fue mejorado durante los años, pero, a pesar de los cambios, la estructura principal se mantuvo prácticamente igual que en el año de su construcción. Los dos signos de identidad del viejo Wembley eran: las dos torres gemelas y los 39 escalones que eran necesarios para alcanzar el palco, más conocido como el Royal Box, para recoger el trofeo de campeón.

La leyenda dice que el césped del viejo Wembley es el primer césped de un estadio en ser bendecido. De hecho se dice que fue bendecido por el Rey Jorge V, aquel 28 de abril de 1923.

En el viejo estadio se jugó la final de la FA Cup hasta el año 2000, exceptuando el “replay” entre el Chelsea y el Leeds United, jugado en Old Trafford.

Como comentaba anteriormente acogió la final del Mundial de Inglaterra en 1966. Fue testigo del triunfo inglés ante la República Federal de Alemania (4-2) en uno de los partidos más polémicos de la historia del fútbol. También acogió la final de la Eurocopa del año 1996, siendo el primer estadio de la historia del fútbol que veía como una final se decidía con “gol de oro”.

El jugador que más partidos ha jugado en el viejo Wembley es Tony Adams, el mítico capitán del Arsenal y de la selección inglesa, seguido por Peter Shilton, el jugador que más veces ha vestido la camiseta de la selección inglesa.

Pelé llegó a decir: “Wembley es la catedral del fútbol, es la capital del fútbol y es el corazón del fútbol”.

Además, Wembley acogió pruebas de los Juegos Olímpicos del año 1948. Fue el estadio donde venció, entre otros, uno de los mitos del atletismo: Emil Zátopek.

También fue un estadio en el que se jugaron partidos de rugby, fútbol gaélico, hockey y fue testigo de carreras de galgos. De hecho, debido a una carrera de galgos, el partido del Mundial 66′ entre Uruguay y Francia tuvo que jugarse en el antiguo Estadio White City de Londres, construido para las Olimpiadas de 1908.

El viejo Wembley se convirtió en sede musical, durante agosto de 1972, con el concierto llamado “The London Rock and Roll Show”. Después acogió múltiples conciertos y eventos musicales.

En el año 2000, el viejo Wembley fue cerrado y en el 2003 fue demolido. Sobre sus “cenizas” se construyó el actual estadio, un recinto que tiene el honor de ser el más caro de la historia. El nuevo estadio fue terminado en el año 2007 y, por supuesto, mantiene el mismo y mítico nombre con el fin de continuar el legado dejado por el original y continuar siendo la “Casa del Fútbol”.

Este nuevo Wembley ha roto moldes, no solo a nivel económico. Así, en octubre del 2007 acogió el primer partido de fútbol americano fuera de las fronteras de Estados Unidos, en el que los New York Giants derrotaron a los Miami Dolphins (13-10).

A pesar de no tener el glamour del viejo estadio, el Wembley actual sigue siendo, a pesar de su corta edad, el estadio más mítico en el que se pueda jugar un partido de fútbol.

Todo amante del fútbol debería ver un partido en ese estadio y hacerse una foto en la estatua que hay dedicada al gran Bobby Moore. Y es que es muy sencillo, Wembley es “La Casa del Fútbol”.

(26/07/2016)

The following two tabs change content below.
Raúl Sánchez

Raúl Sánchez

Coach Licenciado por la FA. Historia del Fútbol Británico. Seguidor del Rangers. Richard Gough.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *