Emirates Stadium - Arsenal Football Club

El Coronavirus para el deporte

Comparte la esencia BRIT

Vivimos un escenario sin precedentes. La llegada del virus COVID-19 ha causado estragos en Asia y ahora irrumpe en Europa y América desafiando el estilo de vida y las costumbres de la sociedad actual.

A causa de esta pandemia global, toda actividad deportiva ha sido suspendida en las islas: las ligas de fútbol desde la élite hasta niños, la Champions League, la Europa League, el Torneo de las Seis Naciones de Rugby, el Masters Augusta de Golf, el Gran Premio de Australia con el que comenzaba la Fórmula 1, la gira de Cricket de Inglaterra en Sri Lanka, el Giro de Italia, la Maratón de Londres… Absolutamente todo. Tampoco se salvan festividades tradicionales como St. Patrick’s Day, fiesta nacional en la República de Irlanda.

Fuente: The Sun (15 marzo)

El primer caso por Coronavirus registrado en Inglaterra fue el 31 de enero, en York. Desde entonces la enfermedad se ha extendido rápidamente, alcanzando Gales, Escocia y la isla de Irlanda. Los infectados superan los 1.200 y ya se contabilizan 22 muertes. No obstante, como las noticias se quedan antiguas al cabo de horas y los recuentos se actualizan a diario, sepa que los casos diagnosticados serán más cuando usted esté leyendo esto.

A balón parado:

En esta crisis hay que destacar que no ha habido una coordinación internacional para determinar las líneas de actuación a seguir en el ámbito futbolístico. Todas las medidas han sido llevadas a cabo de manera improvisada y mirando de reojo a Italia, el país más afectado por la pandemia. En el Calcio comenzaron celebrando los partidos a puerta cerrada, pero como la cifra de contagios no remitía, al final se vieron obligados a cancelar la liga.

El avance del Coronavirus se ha propagado por España, Alemania, Francia y ha dado el salto a Gran Bretaña en cuestión de días. Los países que todavía pertenecen a Europa, empujados por Italia y aplicando el sentido común, no tardaron en cancelar todas las ligas entre el 9 y 11 de marzo, pero en las islas se ha ido con un retraso clamoroso. Hasta el viernes 13 no se tomó la decisión de cancelar el fútbol. Ocurrió después de conocer noticias como la del contagio de Mikel Arteta, entrenador del Arsenal.

La FA inglesa fue la primera en hacer el anuncio y fue seguida por FA Scotland, FA Wales, FA Northern Ireland y FA Ireland, en ese orden. Todo esto después de que unas horas antes el Liverpool jugase contra el Atlético de Madrid en Anfield y el Rangers con el Leverkusen en Ibrox en condiciones normales y con público.

fdds

La última vez que se suspendió la Premier League fue en 1939 con motivo del estallido de la Segunda Guerra Mundial. El 2 de septiembre de aquel año, Alemania invadía Polonia. El 3 de septiembre, Inglaterra le declaraba la guerra a Alemania. Muchos futbolistas fueron llamados para luchar en el ejército y el fútbol se paró. Por aquel entonces, con 3 jornadas jugadas, el Blackpool iba primero en solitario de la liga, pero no llegó a ser reconocido como el campeón. El fútbol no volvería hasta la temporada 1945/46.

Experiencia personal: Seba Ongarelli.

Y es aquí cuando nos tenemos que desplazar hasta Glasgow, donde tenemos viviendo a Seba Ongarelli, periodista de BRITmanía Radio. Afectado directo por este parón, ya que se desplaza por toda la geografía escocesa viendo fútbol y estaba acreditado para el histórico partido entre Escocia e Israel que se debía jugar el próximo 26 de marzo en Hampden Park. Nos cuenta su experiencia, a continuación:

La situación en el Reino Unido no es para nada favorable. Las medidas a nivel país prácticamente no existen y las tomadas en el fútbol fueron debido a que han dado positivo al virus, managers o entrenadores de clubes importantes. De hecho se había confirmado que se jugaba, que seguía todo igual. ¿Qué hubiese pasado? Viniendo de una potencia mundial yo diría que fue un acto de irresponsabilidad por parte del gobierno y de la FA.

La suspensión es temporal, nada definido. De hecho para abril volvería a rodar la pelota. Corren varios rumores de que en Inglaterra no se le daría el título al Liverpool, pero que en Esococia el Celtic ya levantaría el “9 in a row”. La verdad es que son especulaciones y el trámite del fútbol hoy lo maneja el virus.

Creo que el fútbol se tuvo que haber suspendido antes. Prevenir y no ser alarmista, pero sí cuidar de un ambiente en el cual participan miles y miles de aficionados en las canchas, bares o casas.

A contracorriente de Europa:

En medio de esta crisis sanitaria, el ejecutivo de Boris Johnson ha jugado una carta muy arriesgada: afrontar la pandemia de una forma bien diferente a como están haciendo el resto de estados europeos y como ya lo han hecho en Asia. Mientras Italia cerraba el país, España declaraba el estado de alarma con restricciones de movimiento, Francia anunciaba la alerta epidemiológica nacional (aunque seguía adelante con las elecciones), Alemania cerraba fronteras y Estados Unidos cancelaba los vuelos con Europa, las directrices del primer ministro a la población se han limitado a lavarse mucho y muy bien las manos.

El gobierno británico ha redactado una ley para prohibir a partir del lunes 16 los eventos multitudinarios. Y ya. Nos lo contaba Seba Ongarelli en su relato: las medidas llevadas a cabo por el gobierno están yendo muy tarde y están siendo insuficientes. Con la información que tenemos hasta ahora, no se han suspendido ni tan siquiera las clases en los centros educativos. Los contagios ya se cuentan por miles y la cifra de defunciones asciende a una velocidad frenética, mientras la población se mantiene incrédula viendo la experiencia de Italia y las decisiones de otros gobiernos.

Johnson ha antepuesto la economía frente a la salud de la población. Tarde o temprano deberá dar marcha atrás, esperemos que se dé cuenta pronto. Mientras tanto, ya empiezan a surgir fuertes críticas dentro del ejecutivo que preside y entre los primeros ministros de Gales, Escocia e Irlanda del Norte. La pandemia se expande rápidamente y sólo se podrá remitir siguiendo las recomendaciones de los países que ya la han sufrido y pasado.

Con la peor crisis sanitaria del siglo, la sociedad ha sido puesta a prueba. Demostremos por favor que estamos a la altura de los acontecimientos y sabemos comportarnos de forma responsable. Se nos viene encima un partido largo, el rival es duro pero sabemos que sufre a balón parado y jugando a domicilio, de nosotros depende frenarlo y ganarle por goleada.

(15/03/2020)

The following two tabs change content below.

Mario Lallana Mafé

Soriano y Bhoy. Fútbol escocés. Árbitro de Fútbol. Scott Brown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *