Mikel Arteta - Folarin Balogun - Arsenal Football Club

El Arsenal de Arteta y la gestión del club

Comparte la esencia BRIT

Corría el minuto 79 de partido en el reciente Arsenal-Chelsea (2ª jornada / Premier League 2021-22), recordado por el extraordinario debut de Lukaku, cuando Arteta hizo un cambio que resume mucho de cómo está la parroquia Gunner ahora mismo: Balogun por Martinelli, habiendo entrado previamente Aubameyang por Saka.

Un detalle que a ojos de cualquier aficionado pasaría desapercibido, pero que para un estudioso del mercado y analista de equipos resumió la nefasta gestión que viene sufriendo el club desde la salida de Wenger.

Desde los tiempos gloriosos del equipo, la filosofía era mezclar talento joven con veteranos que tiren del carro. Véase la etapa de los ‘Invencibles’ con los Henry, Vieira, Pirès, y compañía, junto con los Cesc Fàbregas, Reyes o Van Persie, que por aquel entonces eran estrellas futuras. Esa idea desapareció. Se esfumó con el paso del tiempo.

Tal como apuntó el compañero Antonio Portillo en el último podcast (BRIT Pub – Programa 2), el equipo perdió su seña de identidad y poco a poco fue cayendo en un pozo sin salida, hasta el punto de ser uno de los equipos que menos respeto imponen entre los grandes de la Premier.

Retomando el citado cambio del Arsenal-Chelsea, la planificación deportiva brilla por su sinsentido: ‘overbooking’ en algunas zonas del campo y falta de refuerzos en otras.

Analizando línea por línea: no te puedes gastar 30 millones en Ramsdale… para ser suplente de Leno, o pagar otros 40 por Ødegaard, cuando lo que falla es la defensa y la delantera. El noruego puede funcionar, como en su día funcionó el sobrepagado Ceballos, pero insisto: la raíz del problema viene en la gestión y el manejo de las arcas del club. Los 80 millones que se pagaron por Nicolas Pépé, sin ir más lejos, es el último gran gasto sin calcular en frío lo que se está haciendo.

La idea de juego cuando llegó Arteta estaba clara: un estilo de fútbol vistoso, tener la pelota, cosa que por momentos logró, y así se pudo ganar una FA Cup y la Community Shield, en apenas un mes.

Todos se veían venir un futuro excelente tras ganarle al Liverpool de Klopp y al City de Pep. Pero entonces, llegaron las malas decisiones y todo se derrumbó poco a poco.

A los anteriormente citados desembolsos millonarios, cabe destacar la ausencia de un ‘9’ puro que no sea Aubameyang. Si el gabonés no está, Lacazette ya no tiene el mismo peso en el equipo que antes; Martinelli no es la solución; ni mucho menos Balogun, con todo mi respeto.

Sí que ilusionan los contratos a largo plazo de Saka y Smith Rowe, o la continuidad de Xhaka, dándole sentido al eje del campo, pero falta algo más arriba.

Por la línea de abajo, el futuro de Bellerín es una incógnita; Pablo Marí no acaba de funcionar; y los 50 millones pagados por Ben White, hacen que solo haya un central de garantías capaz de sacar la pelota jugada. Ni Chambers, ni Holding tienen nivel para esta plantilla, haciendo recordar en cierto sentido a David Luiz por muy crítica que suene la comparación.

El problema está ahí: en los despachos. Quien no lo quiera ver es porque tiene algo personal contra Arteta, pero es obvio que los ataques de la afición y el ultimátum de la directiva al entrenador son injustos.

He dicho.

(25/08/2021)

The following two tabs change content below.
Fran Navarro

Fran Navarro

Bloguero, ex árbitro y coleccionista de partidos. Seguidor del Arsenal. Dennis Bergkamp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *