North London Derby

El derby más esperado de Londres

Comparte la esencia BRIT

No hay nación como Reino Unido con tantos derbies de alto nivel. Partidos únicos que se viven con mucha pasión, dentro y fuera del territorio británico. El público extranjero vive los derbies como algo personal. Gente que no ha visitado nunca Reino Unido, sin ningún tipo de ligación al país, pero que quiere ganarle a su rival por encima de cualquier cosa; por encima de cualquier distancia geográfica, situación social o económica.

Los derbies en el Reino Unido hablan precisamente de eso, de Gran Bretaña y de sus poco atractivas ciudades de provincia. Aquellos lugares que pasarían inadvertidos si no fuera por sus estadios de fútbol que, en muchos casos, están a pocos cientos de metros los unos de los otros.

El derby del norte de Londres, sin embargo, no tiene nada que ver con una ciudad poco atractiva, todo lo contrario. Pero siendo Londres la ciudad que, quizá, tenga más equipos por metro cuadrado del mundo, este es el derby del que todos hablan, el derby más esperado.

Mucho ha llovido desde el primer partido (1887), en The Tottenham Marshes. El encuentro quedó inconcluso por falta de luz (ganaban los Spurs…). Cabe aclarar, que no se trataba de un derby del Norte de Londres. Por aquellos años, el Arsenal tenía su sede en Plumstead (al sur del Támesis) y de hecho se llamaba Royal Arsenal.

El Arsenal estuvo a punto de desaparecer, cuando atravesó una crisis económica que le llevó a la bancarrota. En esa situación apareció el salvador del club, Sir Henry Norris, auténtica bestia negra de los Spurs durante décadas.

Fue un visionario que intentó fusionar al Fulham (del que era el dueño) con el Arsenal. La Liga se opuso. Norris también propuso que deberían compartir estadio (Craven Cottage), pero esa idea también fue vetada. Quería, ante todo, crear un club que pudiese competir con los del norte de Londres y con los clubes de las ‘Midlands’ que eran los que dominaban en ese entonces. Dejó el Fulham y puso todo su empeño en hacer grande al Arsenal.

Nunca quedará claro del todo, pero la leyenda dice que Norris sobornó a todo aquel que pudo para que los Spurs descendieran de división y el Arsenal ocupara su lugar en 1915, aprovechando los problemas que hubo para acabar la liga por causa de la Primera Guerra Mundial. Nunca se ha probado, pero lo cierto es que en 1928, Norris fue expulsado del Arsenal y de la Liga condenado por pagos ilícitos y acusado de llevarse dinero del club para su propio beneficio personal. Fue inhabilitado de por vida.

Los aficionados locales de Arsenal y Tottenham son muy similares: ambos proceden de las mismas áreas del norte de Londres (Hertfordshire y Essex); van a las mismas escuelas; beben en los mismos pubs y, generalmente, conviven felizmente juntos.

Pero hay diferencias. Ambos están en lugares opuestos en la famosa ‘Seven Sisters Road’, que atraviesa áreas residenciales con gran población inmigrante. Los Spurs están situados en la parte que ha recibido gran cantidad de dinero de la Unión Europea para el desarrollo social y económico de la zona, mientras que el Arsenal está 4 millas más al sur en una zona donde hay mayor cantidad de gente de clase media, cerca de Islington y Camden.

Lo que mucha gente no sabe es que entre Spurs y Arsenal hay conexiones más allá de las deportivas: en 2002 se casaron el hijo de David Dein (por entonces vicepresidente del Arsenal) con la hija de David Buchler (también vicepresidente, pero de los Spurs). Parecía motivo para enviar champagne ¿no? Realmente fue en 1987 cuando se produjo este hecho. El Tottenham envió champagne al vestuario del Arsenal después de que los Gunners ganaran el ‘replay’ de las semifinales de Copa de la Liga en el viejo White Hart Lane ¡Impensable hoy en día!

En aquel año 1987, para marcar el 100º aniversario del derby en liga, los dos clubes posaron conjuntamente en una sesión de fotos para el programa del partido con el eslogan de “Friendly Foes” (enemigos amistosos). Hubo muchos aficionados que no compraron el programa por estar en desacuerdo con ese gesto.

La rivalidad fue muy fuerte en la década de los 70′ y primeros años de los 80′, al entrar en juego la política. Las peleas (antes y después de los partidos) eran parte del paisaje del norte de Londres. Bandas de skinheads, vinculadas al infame National Front (partido claramente racista que fue ilegalizado años más tarde), eligieron al Arsenal como su club porque veían al Tottenham como una institución judía. Literalmente se infiltraban entre el público y la liaban antes y después de cada encuentro.

Las cosas cambian con el tiempo (por suerte)… porque hoy en día hay judíos incluso en la directiva del Arsenal. Los dos clubes han cambiado de estadio, y en ambos casos han preferido el beneficio económico que ello conlleva, a la tradición y belleza. Es la tendencia de nuestros días.

El cambio de estadio del Arsenal fue meramente económico. Para que el lector se haga una idea, la lista de espera para hacerse socio en Highbury superaba las 20.000 personas. En el hueco que había entre las gradas “West Stand” y “North Bank” del viejo Highbury se podía ver ‘el futuro’, el nuevo estadio en construcción.

Algo muy curioso, que parece mentira, es que Arsenal y Tottenham nunca se han encontrado en una final de campeonato en sus más de 100 años de historia.

Más allá de estados de forma, de posición en la tabla clasificatoria, Londres se detiene cuando Arsenal y Tottenham se enfrentan. Nunca hay favorito previo porque es un derby impredecible. El favorito es, en realidad, el propio derby.

(30/09/2021)

The following two tabs change content below.
Raúl Sánchez

Raúl Sánchez

Coach Licenciado por la FA. Historia del Fútbol Británico. Seguidor del Rangers. Richard Gough.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *