Rafa Benítez - Newcastle United Football Club

Benítez como cura de todos los males

Comparte la esencia BRIT

Rafa Benítez es lo mejor que le podría haber pasado al Newcastle. Y cuando hablamos de posibilidades, no contemplamos que Mike Ashley abandone el club y deje paso a alguien que de verdad ame el equipo y no lo use sólo como una empresa para ganar dinero. Sólo pensar eso es una utopía.

Contaba Simon Kuper en su obligatorio ‘Fútbol contra el enemigo’, que “cuando un juego moviliza a miles y millones de personas, deja de ser un juego”. Y eso es precisamente lo que ha pasado en el noreste de Inglaterra, donde un empresario, de nombre Mike Ashley, hace tiempo que dejó de jugar a juegos para únicamente llenarse los bolsillos a costa de un equipo centenario.

El Newcastle es un gigante dormido. Puede que no por palmarés, pues los del Toon no pueden presumir de tener las vitrinas llenas, pero un club es algo más que sus trofeos. Historia, ambiente, afición, sinónimos de grandeza. Desde hace ya algunos lustros, el equipo, que paga sueldos millonarios a sus futbolistas y goza de plantillas para aspirar a mucho, lucha más por no descender (bajó a Championship hace no mucho) y se cuentan con menos de los dedos de una mano las ocasiones en las que ha quedado en la mitad superior de la tabla. Y sobran dedos.

Rafa Benítez llega como una pieza más de ese quita y pon que se ha empeñado en hacer Mike Ashley. La cosa es muy sencilla y se resume en una frase: No existe proyecto deportivo. El dueño juega con jugadores y entrenadores como las fichas de un Monopoly y vende y compra casillas como si de un juego se tratase. No funcionan unos jugadores, hago limpia de plantilla; no funciona un entrenador, lo echo a los dos días pese a haberlo firmado por cinco u ocho años. Y es que las decisiones, como la de renovar a Pardew de 2012 a 2020 de golpe, parecen tomadas tras una noche de comilona y borrachera.

Nunca tienen pies, tampoco cabeza. Como fue la de poner a John Carver a los mandos de la nave el curso pasado. Un ayudante que, sin experiencia, acabó haciendo la casa por el tejado, alineando jugadores fuera de posición y sobrepasado por la situación. Ni un principiante en el Football Manager lo habría hecho peor.

A veces, aunque no sea lo lógico, existen momentos en los que un entrenador es capaz de, con pocas herramientas, construir un imperio. Tengo que hacer un paralelismo entre lo que sucedía con el Atlético de Madrid antes de Simeone (entrenadores echados a un ritmo vertiginoso, más de 10 fichajes por año, etc.) y lo que ha sucedido en St. James Park. Y no puedo tampoco no dejar de pensar que Rafa Benítez puede ser el Simeone del Newcastle. Metódico, enfermizo, capaz de poner patas arriba la situación, el español es un técnico que con plenos poderes (que parece que Mike Ashley le ha dado) y un respaldo a largo plazo puede revolucionar y reconducir una situación que vaya horrible pese a que el entorno se caiga a pedazos.

Siempre he considerado a Rafa Benítez un muy buen entrenador. Creo que, por su estilo, no es idóneo para llevar a los equipos que son primeros espadas en su país, como aventuré y sucedió tanto en Madrid como Milán. Pero de igual modo, es muy capaz de dirigir a equipos de la zona noble y media de la tabla, sacándoles el jugo necesario para hacerles subir algún que otro peldaño más. 

Ver defender al Newcastle es muy difícil. Daña a los ojos. Debería ser un castigo. Un equipo nada trabajado, o al menos no en la buena dirección. Los jugadores parecen ir por libre, los medios nunca apoyan y sólo parece que los extremos saben a quién hacer la cobertura. Una casa se construye desde atrás. Si no metes goles, puede que empates, pero si no te meten goles, tienes el empate asegurado.

Y Benítez, a quien se mal considera técnico defensivo, cimentará su proyecto en la solidez atrás. Cuando eso funcione, los Magpies tienen los mimbres necesarios para que el buen juego llegue. Shelvey o Wijnaldum tienen fútbol en sus botas para dar y regalar. Sissoko posee el músculo necesario para combinar un trivote perfecto. Colback es el líder, el sacrificio, la bandera. Aarons y Ayoze proponen el talento, el desparpajo, la juventud, la imaginación. Mitrović es el gol apagado, dormido. Cuando empiece a marcar, será difícil de parar. Y si no da él con la tecla, para eso está Cissé (cuyo estilo se puede encajar a la perfección con lo que busca el nuevo técnico) y ha llegado Doumbia.

La asignatura más difícil de Benítez será hacer todo a marchas forzadas para salvar la categoría. Una vez conseguida la permanencia (de no hacerlo podría romper su vínculo si así lo desea), llegaría el comienzo desde cero de su legado, el primer gran proyecto a largo plazo que realmente se le ofrece desde que dejara el Liverpool, pues siempre dio la sensación de ser un técnico de transición tanto en el Real Madrid como en el Inter.

Es muy probable que, con la llegada del también ex del Chelsea, a Newcastle comiencen a llegar jugadores españoles. Es muy del gusto del entrenador contar con jugadores compatriotas en la plantilla. Lo hizo en Nápoles, en Liverpool, también fichó a algunos en el propio Real Madrid. Curiosamente, en Newcastle se odia al jugador español desde que Marcelino Elena se convirtiera en uno de los peores jugadores de la historia del club, de que Luque no diera la talla y de que Xisco fingiera una lesión para abandonar el club cuando se descendió a Championship. Una situación que, eso sí, han conseguido dar la vuelta, en parte, José Enrique y Ayoze.

Si de verdad Rafa Benítez obtiene plenos poderes, si consigue sacar al club de la dinámica horrorosa que lleva de camino a Championship, podrá comenzar desde cero en la próxima temporada.

Posiblemente no existe, a día de hoy, una mejor opción para el banquillo de St. James Park. Un técnico metódico, con conocimiento suficiente de la liga, del idioma y de los sistemas del fútbol inglés. Rafa, español, vuelve a la Premier, su casa. Benítez puede ser la primera piedra de un proyecto que, esta vez sí, sea ilusionante. La afición del Newcastle merece algo más de lo que su equipo le brinda cada domingo y el técnico español lo puede ofrecer. ‘In Rafa We Trust’.

Rafa Benítez – Newcastle United Football Club

(11/03/2016)

The following two tabs change content below.
Diego G. Argota‏

Diego G. Argota‏

Periodista. Newcastle, en Premier (o en Championship). Alan Shearer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *