Sergio Agüero - Manchester City Football Club

Agüero ya es leyenda de la Premier

Comparte la esencia BRIT

Diez años. Una cifra perfecta. Redonda. Un ciclo cerrado en su máximo esplendor. Fue en verano de 2011 cuando un joven argentino de mirada perdida aterrizaba en el frío Manchester, quizás sin tener muy claro dónde iba. Salía de Madrid, del Atlético, y él nunca quiso recalar en Inglaterra, pero así se dio. No conocía el idioma y tampoco es que se vaya a ir del país siendo bilingüe. Sergio Agüero se iba a convertir, sin saberlo, en el nuevo ídolo de la parte azul de la ciudad y en el mejor jugador de la historia del Manchester City.

Y desde su llegada, su ambición fue máxima. Siempre proclamó que su objetivo era la Champions. Nunca puso el ojo siquiera en conseguir la Premier, ese título que nunca había ganado su equipo (aunque sí tenía dos antiguas First Division), pero que no iba a tardar en llegar justo de su mano. Y es que en 2014, ante los rumores de su salida del club, el argentino aseguró que no, que no se movía. Que esa ciudad a la que había llegado casi de rebote realmente le había enamorado. “Me iré de aquí cuando gane la Champions”, afirmó en noviembre de ese 2014. Quiso el destino que su último partido como Citizen haya sido precisamente en la final de ese torneo que siempre soñó ganar, pero con un final trágico para sus intereses. El City perdió y el argentino se marcha habiéndolo ganado todo, menos el cetro europeo.

El Kun, como le llamaban desde pequeño por su parecido con un dibujo animado de la televisión llamado ‘Kum Kum’, se va de la ciudad que le hizo rey, aquella donde no solo fue el mago que ya conocimos en el Atleti, sino un goleador de postín. Agüero, entonces el fichaje más caro de la historia del club, deja atrás una vida de títulos colectivos y personales y solo puede tener una espinita que le eche para atrás. Si el equipo hubiera tenido un mejor recorrido en Europa, él habría optado seguro a la terna por el Balón de Oro en más de una ocasión. Difícil, eso sí, compartiendo nacionalidad con Leo Messi, acaparador de premios y segundos puestos en el reconocimiento individual.

Si Maradona conquistó Italia y Messi se puso España por montera, el Kun ha hecho lo propio en Inglaterra. Tres argentinos para tres países. Solo en dos temporadas se ha quedado con una cifra de goles inferior a los 20 (en su segundo año y en el último, que ha pasado más tiempo en la enfermería que en el césped). El chico que amontona tantos premios a Mejor Jugador del Mes y MVP de los partidos que ya no sabe qué hacer con ellos y, en su conversión a streamer en los últimos meses, los utiliza como peanas para acomodar el micrófono o la webcam donde se graba.

Los números del Kun no son de esta galaxia. A saber, se va del City habiéndolo ganado casi todo. Es el jugador con más títulos en la historia de la entidad (15). Es el máximo goleador de la historia del club (260). Es el cuarto máximo artillero de la historia de la Premier (184), un dato que hay que potenciar mucho más, pues tiene junto a Harry Kane y Thierry Henry el mejor ratio de gol por partido. Además, en su último encuentro en la máxima categoría del fútbol inglés (vs. Everton), superó a Wayne Rooney como máximo goleador con un solo equipo en toda la historia de la Premier League. Algo curioso es que se fue como llegó… marcando un doblete. Dos goles en su primer partido, ante Swansea (15 de agosto de 2011) y convirtió dos tantos en su último compromiso (23 de mayo de 2021). 

Para poner en perspectiva, el Manchester City ha ganado 27 títulos oficiales en su historia (sin contar siete campeonatos de Segunda División) y el Kun Agüero ha estado presente en 15 de ellos, más de la mitad.

Fue el Kun el que puso la primera piedra real de este gran proyecto. Cierto que, una campaña antes de su llegada, ya habían caído un par de copas, pero aquel gol en el tiempo de descuento contra el QPR abrió un panorama hasta la fecha desconocido. El Manchester City era el mejor equipo de Inglaterra; habían doblegado a su eterno rival de la ciudad y ahora iban a mandar en el país.

En esta década, el Manchester City ha ganado la Premier League en cinco oportunidades; ha sido tres veces subcampeón y en otra ocasión tercero. Solo en una campaña, el equipo del Kun salió del podio, quedando cuarto. A una regularidad magnífica le suma y le adorna siete títulos de Copa y tres de Supercopa. Para dejar las cosas claras. Desde que Agüero llegó al Manchester City en el verano de 2011, nadie en toda la Premier League ha ganado más títulos que él, y nadie en todo el campeonato ha obrado más goles que él. Es historia viva.

Ha marcado una época. Tímido, callado, pícaro, nunca ha sido un jugador de declaraciones rimbombantes ni de polémicas desmedidas. Si su personalidad hubiera sido la de otros más acaparadores, su nombre habría estado aún más en boca de todos. Cuando dentro de años se eche la mirada atrás, será imposible no recordar ésta como la década dorada del Manchester City del Kun Agüero. Una época donde un argentino tan talentoso como imaginativo y goleador, aterrorizaba, con el número 10 de una camiseta azul cielo las porterías de todo un país.

(01/06/2021)

The following two tabs change content below.
Diego G. Argota‏

Diego G. Argota‏

Periodista. Newcastle, en Premier (o en Championship). Alan Shearer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *